viernes, 22 de julio de 2016

Historia de la vereda Singo el chorron de Ituango : Tierra donde nació el gran pintor y artista Ramon Vasquez

HISTORIAS DE ITUANGO

HISTORIA DE LA VEREDA SINGO-EL CHORRON
POR LUZ DARY GARCIA CHAVARRIA
DIRECTORA Y PROFESORA ESCUELA JOSE ACEVEDO Y GOMEZ


Para llegar a esta linda y bonita vereda de nuestro Ituango,se toma el camino para Buenavista,de allí se puede ir hasta La Hundida y se coge el camino, para llegar a la escuela de la vereda en hora y media en bestia, si se entra por Palo Blanco,el camino toma unas dos horas y si se hace por la parte de abajo entrando por las Cuatro se tarda en llegar unas tres horas.Los limites de la vereda son los siguientes: por el oriente con Palo-Blanco; por el norte con la vereda el Río-por Resplandores-;por el occidente con Las Cuatro y por el sur con los lugares El Jardín y El Tablado, por la zona de La Hundida.
Es una región con una topografía muy montañosa,agreste,faldas empinadas, lo que genera numerosos deslizamientos de tierra,quemas,que la gente se ve obligada ante la carencia de recursos como la energía eléctrica, su clima es templado, en el aspecto hidrográfico por las quebradas del Dulce,La Perla,Singo,El Llano, las Cuatro y La Mina.
En recursos naturales, cuenta con árboles como:laurel,guamo,arrayan,carbonero,animales silvestres como la guagua,el conejo o “ñeque”,ardita,cuzumba;la base de la economía es el café, ganado de leche,el frijol,maiz,platano,la yuca, la caña y hortalizas.
Como no existe la electrificación, las gentes se alumbran con lámparas de petróleo, velas y utilizan la leña para cocinar, como no existe relleno sanitario las basuras las tiran a campo abierto, además no cuentan con acueducto veredal.
En materia de vivienda cuenta la vereda con treinta y tres casas para igual numero de familias, las casas están construidas con bahreque,tapia,zinc,paja de murrapo y los pisos son de tierra y cemento.
A través de su larga historia a contado con lideres comunales como Arturo Velásquez, Hernán Darío Vera y German Agudelo entre otros.
Las familias son muy unidas y muy católicas, son alegres y muy dinámicos, se sienten auténticos Antioqueños e Ituanguinos,creen y practican la medicina tradicional, creen en mitos y leyendas como el duende,el gritón, la llorona, la madremonte ....................
HISTORIA:Las primeras familias que poblaron la vereda fueron las de Juan Pablo Gutiérrez y Obdulio Hincapié, ah partir de 1930 empezó la vereda a tener los primeros propietarios: Arturo Velásquez, Francisco Luis Munera,Jose Benjamín Morales, Arturo Vásquez,,Hernán Darío Vera,Pedro Julio Morales,Miguel Lopera,Jaime Perez,German Roldan Upegui,Mario Upegui,Rafael Ciro, Luz Elena Valle, Antonio Arias entre otros.
La finca el Llano fue propiedad Jaime Daniel Macias,el cual fue casado con la señora Clara Inés Upegui,con la cual tuvo 12 hijos, en esta finca de el Llano nació el 5 de agosto de 1922 el gran pintor Ramón Vásquez Arroyave gloria del arte Colombiano,el maestro Ramón y su familia son oriundos de Singo,todavía viven allí primos, fueron sus padres Kiko Vásquez y Ana Josefa Arroyave su señora madre;el señor Macias años mas tarde vendió la finca el Llano al señor Luis Monsalve casado con doña Ester Macias, don Luis tenia su tienda en el Llano la cual era la muy visitada por las gentes de Singo,en la finca había un trapiche de caña,don Luis Monsalve tenia una yegua muy buena llamada “la Berlina”con ella llego a ir en una sola jornada hasta San Andrés de Cuerquia,años mas tarde la propiedad paso al señor José Upegui,quie luego la vendió a sus actuales dueños Mario Upegui y German Roldan Upegui.
Las fincas “la palma” “morro lindo” y “el jardín” fueron propiedad de el señor León Upegui casado con la señora Rosa Dávila, luego don León las vendió al señor Iván Vera casado con Inés Delgado de cuya unión matrimonial hubo 12 hijos, don Iván se caracterizo por ser muy solidario e interesado en el progreso y desarrollo de la region,con avanzada edad se vino con su familia para el área urbana de Ituango hasta sus últimos días.
La finca “el chorron”,tubo como propietario al señor Víctor Tobon (el mono) y como agregado al señor Florentino Lopera,el cual fue casado con la señora Rosalina Piedrahita, de esta unión hubo 10 hijos, algunos de los cuales todavía viven en el “chorron”;este un sitio obligado para los caminantes, ya que entran a beber agua de panela,a degustar unos ricos frijoles,mazamorra,arepas de maíz pelado, pero aun mas importante; se da trabajo a los jóvenes de la zona en la recolección del fríjol y el café.
La finca “la mesa” tubo como propietario al señor Antonio Piedrahita,el agregado era el señor Gerardo Tamayo, su esposa era doña Elena Morales y sus hijos en numero abundante suficientes para la escuela.

Con respecto a mitos y leyendas; contaban los viejos que ahora tiempos, entre las fincas “el chorron” y “la mesa”,en la quebrada “la dulce”,llamada así por que mandaron a una muchacha por un par de dulce (panela) a la finca “la mesa”,existían allí al paso de la quebrada unos bejucos largos propios para columpiarse de un lado a otro, la infortunada mujer le dio por columpiarse con tan mala suerte que se soltó y cayo al fondo del precipicio sobre unas escarpadas peñas ,los vecinos de Singo después de buscarla por varios días nunca encontraron su cuerpo, desde ese día las gentes que van por ese camino tratan de no pasar por la quebrada “la dulce”tarde de la noche ya que allí aparece una señora de aspecto feo dando fuertes quejidos y según las gentes de Singo que la han visto es la “madre monte”,señores de la región como don Florentino Lopera,la vieron un día ,que estaba echando una agua de la quebrada y lo cogió la noche, don Benjamín Morales en cierta ocasión iba para el pueblo a las dos de la madrugada en su caballo “Gavilán” a llevar a una de sus niñas a bautizar,al llegara al paso de la quebrada el caballo se puso a resoplar,don Benjamín miro y vio semejante vieja con un cabello larguísimo, los colmillos pelados y muy grandes, entonces se puso a rezar “El Magnificat” y la madremonte salió despavorida quebrada arriba.
Un domingo en la tarde llego la noticia a Singo de que venia la chusma, que se veían al frente unas diez personas venir,las gentes se alarmaron, unos se fueron a dormir al monte y otros por recomendación de don Benjamín Morales esperaron a ver de que se trataba; en realidad era una señora Kika Atehortua que venia por el camino con una vara al hombro llena de gallinas, después de ese episodio las gentes de Singo recuerdan ese suceso con risas y cuando alguien dice que viene gente por el camino, otro le contesta, será Kika Atehortua con sus gallinas.
Antes de llegar a la casa del “chorron” hay una cañada muy obscura por la gran cantidad de árboles de gran tamaño, está se conoce como la cañada del duende, esté se aparece en las horas de la tarde en forma de niño y la mejor forma de ahuyentarlo es decirle “voy a traer el tiple” y el hay mismo sale despavorido.
Singo el Chorrón, también tuvo sus arrieros,el mas famoso y recordado fue Gilberto Vera,el cual tenia su recua de mulas, bien aperadas y cuidadas, las cuales cargaba en San Andrés de Cuerquia para llevar mercancías a Ituango,otro arriero de Singo fue el señor Iván Vera.
En Singo también las fiestas se animaban al son de la guitarra,el tiple y el violin,las parrandas eran muy buenas y se recuerda a músicos como: Tulio Gutierrez,Benjamín Morales, Mario Velásquez, Alfonso Velásquez, Javier Velásquez,,Fernando Morales,el niño Alonso Morales que a pesar de sus 11 años era experto en la guitarra y el cuatro, Leonardo Montoya que tocaba el violín y Osvaldo Martínez, las gentes de Singo recuerdan cuando se armaba el jolgorio con los hermanos Arnulfo y Horacio Montoya, los cuales visitaban la región muy a menudo.
La primera escuela comenzó a funcionar en el año de 1948,esta funcionaba en la casa de un señor de apellido Sossa,su primera directora fue la señora Evangelina Ruiz, luego por iniciativa del señor Benjamín de Jesús Morales y el entonces párroco de Ituango Luis Carlos Jaramillo Arango, la escuela paso a funcionar provisionalmente en una casa de la finca del señor Vicente Callejas, con los servicios de la anterior educadora y luego de Pastora Jaramillo, nombrada por el departamento, siguieron luego Marina Espinal, Mariela Ruiz,Ascensión Lopera,Bernardo Rivera,Rosalba Puerta, Leticia Calle,Egidio Uribe quien fundo la primera acción comunal que hubo en Singo,la profesora Bárbara Resfa Ramírez le toco construir la primera planta física en un terreno donado por el municipio,el cual aporto el cemento,el zinc, madera y la comunidad el material de playa, en esos primeros tiempos se estudiaba día por medió, consistente, en un día estudiaban las mujeres y el otro los hombres;el nombre al plantel de José Acevedo y Gómez le fue dado por el padre Luis Carlos Jaramillo.
La profesora Rosalva Mazo, estuvo 13 años al frente de la institución, entonces comenzó a gestionar con el municipio y con el comité de cafeteros la construcción de una nueva planta educativa, para ello contó con el entusiasmo y dinamismo del entonces párroco del Carmelo, Ernesto Gómez Echeverri y de la comunidad de Singo,la actual y moderna sede fue inaugurada en una gran fiesta, que incluyo pólvora, santa Misa a cargo del padre Ernesto y palabras del alcalde de la época Héctor Evelio Zapata Yépez.
De 1999 al año 2000,estuvo la educadora Mary Luz Graciano P y desde febrero del 2001 hasta la época la actual directora Luz Dary García Chavarria,la cual con su entusiasmo le ha dado una nueva cara a la escuela, para ello se propuso y consiguió acondicionar un patio para el descanso de los niños, para ello con todos sus alumnos los miércoles lo destinaban a cargar piedra y arena,en la escuela existen grupos de primero a quinto, haciendo mucha falta el preescolar.
En el año 2001 la comunidad inauguro un puente sobre el río Ituango,para permitir la entrada a la vereda, por quebradoncita.
Las principales necesidades de Singo son la electrificación(la falta de esta a llevado a una gran deforestación)el acueducto,mejoramiento de viviendas, pozos sépticos para las aguas negras y reparación de caminos que le permita a sus gentes trabajadoras sacar sus productos.

En otros tiempos en Ituango se decía “los aguacates de Singo y la misericordia de la virgen del Carmen” para reconocer la calidad de este fruto cultivado en esta fértil tierra.

Fue nuestro homenaje a la tierra del maestro Ramón Vasquez,les quedamos debiendo del por que se llama Singo

No hay comentarios: