jueves, 19 de mayo de 2016

LAS PRIMERAS Y MAS IMPORTANTES CONSTRUCCIONES ITUANGUINAS FUERON HECHAS DE TAPIA PISADA, AQUI LA HISTORIA DEL MAS GRANDE CONSTRUCTOR DE ITUANGO EN LA MITAD DEL SIGLO XX DON CARLOS MORALES CONSTRUCTOR DE Ituango.


domingo, 2 de octubre de 2011

LAS PRIMERAS Y MAS IMPORTANTES CONSTRUCCIONES ITUANGUINAS FUERON HECHAS DE TAPIA PISADA, AQUI LA HISTORIA DEL MAS GRANDE CONSTRUCTOR DE ITUANGO EN LA MITAD DEL SIGLO XX

DON Carlos MORALES CONSTRUCTOR DE Ituango.


Don Carlos Morales Nació en Ituango en el año de 1901, hijo de Rafael Morales y Ana Rosa Gómez oriundos de San Pedro de los Milagros, don Carlos nació en una finquita que tenían sus padres por Lomitas, hay cerca del Turco y fue bautizado en la antigua Iglesia de Ituango, en el que se conoció como el teatro, en la llamada calle católica, hoy llamada peatonal; Don Carlos fue un autodidacta, que apenas aprendió a leer y a escribir y que con el tiempo llegó a convertirse en el constructor más importante de Ituango en los años treinta, cuarenta, cincuentas y sesentas.

Don Carlos empezó a trabajar muy joven como ayudante del maestro Domingo Carvajal, el cual fue el encargado de la construcción de la Iglesia de Santa Barbara, allí hizo de todo, ganándose rápidamente la confianza, del maestro Domingo, el cual lo ascendió a oficial, en la construcción de la iglesia, aprendió rápidamente el oficio de Tapiero, ya que la actual Iglesia de nuestro pueblo en su gran mayoría fue tapiada, si observamos por la parte de atrás de la Iglesia,(calle Ituango), allí se pueden ver las tapias con las que se levantó este bello templo orgullo de los Ituanguinos, en cuya construcción de Don Carlos participó y que lo llevaron a convertirse en el constructor de Ituango.

En la construcción de la Iglesia a Don Carlos, le tocó también como ayudante participar en la casa cural la cual es también hecha de tapia, debido a sus conocimietos el maestro domingo también, le encargó a Don Carlos la labor de hacerle el embaldosado al templo; a finales de los años 20, el padre Manuel Salvador Restrepo, llevó a don Jesús Alzate para que hiciera el frente de la Iglesia con sus lindas columnas que le dan la imponencia a nuestro templo, Don Jesús alzate utilizó los servicios del joven Carlos que ya empezaba a destacarse como alumno aventajado.

Una vez terminada la construcción del templo parroquial, don Carlos empezó su larga carrera como maestro de obras, sus primeras construcciones fueron el antiguo hospital, (donde hoy está la escuela Emiliana Pérez) y el cementerio; también recibió el encargo de al parroquia para construir El Refugio y la casa de San roque en la Plazuela.

En esa época empezaban a destacarsen como tapieros Oscar Oquendo, José María Carvajal y su hijo Rigo Carvajal, para las construcciones de las tapias utilizaban la misma tierra del pueblo, la cual hay que cernirla y empezar a pisarla con el pizón, la tierra debe de estar un poco húmeda para poder que la tierra afirme, cada tapia debe llevar un grosor de 50 centímentros, y el secreto para su duración está en los hilos o lo que conocemos como plomada,una tapia puede durar muchos años, miremos el caso de la primera Iglesia de Ituango, el teatro, la cual es de pura tapia y fue construida en 1868, y sigue tan fuerte como el primer dia, lo mismo podríamos decir de el actual templo de Santa bárbara y de muchas obras hechas con maestría por Don Carlos Morales que hoy todavía están de pie y no se han movido ni un centímetro.

Una de las obras más importantes que Don Carlos hizo en Ituango fue el antiguo palacio municipal( casa consistorial en el año 1940), el cual fue hecho todo en tapia y duró hasta los insucesos conocidos por todos, para dar paso al bunquer donde hoy está la policía Nacional.

Otras obras importantes que Don Carlos construyó en Ituango fueron: La antigua cárcel municipal, al frente construyó la casa que fue del papá de Don Nelson Acevedo ( Marco Tulio) y que después fue de Don Benjamín Gutiérrez, lo mismo que las casas que hay a la derecha subiendo por esa misma calle, a la escuela Antonio J. y que fueron propiedad de Don Suso Gutiérrez.

Muchos de los ricos de la época encargaban a Don Carlos las construcciones de sus casas, a Don Luis Mazo le hizo su casa donde funcionó la tienda de Don Alfredo Vásquez y donde hoy está el Alfa, lo mismo que un local comercial en la llamada calle del chispero que luego fue la tienda de Don Antonio Toro.

Don Carlos enseñó el oficio a muchos Ituanguinos que despúes se destacaron como constructores en nuestro pueblo, fueron alumnos suyos Don Enrrique mira, y su hijo Abelardo, don Mario Morales, Gabriel Oliveros, su hijo Gabrielito, Gilberto David (la pisca), Miguel morales (Gateo), en fin todos los grandes oficiales de mitad del siglo veinte aprendieron del maestro Carlos.



A principios de los años treinta y cuarenta en Ituango había mucho rancho, entonces muchos Ituanguinos pudientes encargaban a Don Carlos la construcción de sus casas de segundo piso y otros encargaban la construcción de sus locales comerciales como Don Alfonso Bedoya; al cual Don Carlos hizo el local en la Plaza Principal donde funcionó por muchos años su tienda de abarrote, a don Rafael Trujillo le hizo su local comercial donde hoy está Jairo Castañeda.

En el campo ituanguino, éste también hizo muchas construcciones. La Capilla de Santa Lucía, la casa de la finca Guadual, en ese tiempo propietario Don Gustavo Cuervo, en Guaimarál a Don Nicolás Zapata le hizo su casa y el entable de caña, hizo también los puentes de Cañaveral y de Santa Ana, todos de pura madera.

Para las construcciones se utiliaba el adove cocido, el cual era elaborado en el Tejar de Don Lino Marín ubicado en lo que conocemos como el filo del tejar, este era administrado por el señor Liborio chavarría, había otro tejar en la María y otros por los lados de batea mojada, la teja también era producida en estos tejares, los cuales desaparecieron cuando llegó la carretera a Ituango, pués empezaron a traer el adobe y teja de Medellín.

El cemento era muy escaso, pues se traía en carro hasta San Andrés de Cuerquia, y de ahí hasta Ituango en mula, en muchas construcciones de Ituango, Don Carlos ante la escacéz de cemento pegaba el adobe con una mezcla que se hacía entre boñiga , arena. y sangre de toro

Otras construcciones importantes hechas por don Carlos Morales fueron las casas de las Piedrahitas en Cortederal, también a Don Emilio Piedrahíta le hizo su casa en el pueblo, en la carrera Santander, abajito donde vive don Darío Palacio, ha don José Piedrahita la hizo su casa

Contiguo a la escuela Antonio J. subiendo por la carrera Bolívar, en fin en Ituango todo el que iba a realizar su casa buscaba al maestro Carlos Morales.

Este señor tuvo una grande amistad con el padre Jaramillo, toda obra importante que iba hacer la parroquia buscaba a don Carlos, como la antigua caja agraria y la construcción de la casa del establo donde el padre Jaramillo tenia el sueño de hacer una gran granja agrícola para Ituango.

A principios de los años 40 don Carlos compró a Don Manuel Cárdenas una finca en la salida para el Naranjo, llamada el Naranjito, Don Carlos;  la bautizó la cabaña y se pasó a vivir allí con su familia hasta sus últimos días, allí en la cabaña en los años setenta se construyó una piscina, la cual fue muy famosa y sitio de paseo para los Ituanguinos. Esta piscina tenía su nacimiento propio de agua, lo cual hacia que los miércoles y fines de semana, las familias de Ituango tuvieran la cabaña como sitio de descanso.

Otas construcciones de las muchas que hizo don Carlos, fue la casa de chapinero, esta casa era de propiedad del municipio y servía de albergue al administrador de la feria de Ituango en los años cincuenta - Toño Cadavid.-

Don Carlos en sus años mozos fue un gran interprete de tiple y un gran cantante, gustaba tomarse los aguerdientes y después irse a dar serenatas, en medio de sus noches de bohemia y al son de su tiple le dio el nombre de la “cabaña” al sitio que todos conocemos en Ituango, donde crió a su familia y vivió con sus hijos.

hizo otras construcciones como las casas ubicadas en la parte baja de la Plazuela, estas fueron hechas en 1955, en el Carmelo  hizo la casa de don Miguel Ángel Correa, en la bomba  hizo la casa a don Tomás Palacio, donde hoy está Gilberto Restrepo, a don Millo Calle ( papa millo), también le hizo varias casas, en fin la gran mayoría de construcciones “modernas” de Ituango en los años cuarenta y cincuenta llevan el sello de don Carlos Morales.

En las construcciones de tapia pisada era importante el zurrunero, que es la persona que sube la tierra a la persona que está pisando la tapia, en Ituango se destacaron como zurruneos don José Bedoya y Miguel Martínez, más conocido como el “muan”, ellos utilizaban un zurron que era como el costal hecho de cuero de vaca, el cual utilizaban para subir la tierra. El actual asilo de ancianos de nuestro pueblo también fue construido por don carlos, esta construcción fue hecha de adobe y cemento, allí se pensó en construir a final de los sesenta el Liceo Pedro Nel Ospina, pero fue suspendida la obra por que quedaba muy lejos del pueblo.

Cuando empezó a entrar el cemento y era fácil conseguir arena con la llegada de la carretera al Rio, don Carlos rápidamente empezó a trabajar con estos elementos de construcción, como en la parte de atrás de la Escuela Antonio J. Araque la cual fue hecha por don Carlos.

Cuando el Mono tobón empezó a comprar los locales de el Chispero, estos eran de una construcción muy deficitaria, lo cual hizo que el mono lo contratara para disponer de sus servicios; el mono siempre utilizó a don Carlos para reformar y organizar sus locales, podemos decir que en la mayoría de los locales del Chispero don Carlos estuvo presente.

Fue nuestro homenaje a don Carlos Morales: Constructor de Ituango

No hay comentarios: