lunes, 30 de mayo de 2016

La Historia del tigre de Ituango

Transcurría principio de los años 80 cuando las gentes de Santa Rita,El Aro, la Granja y Pascuita, sé empezaron a preocupar con la aparición dé un enorme tigre en esas tierras, primero eran solo rumores, que había un tigre pero nadie lo veía, parecía solo producto de la imaginación, pero cuando en muchas fincas se empezaron a desaparecer reses,mulas, las gentes de la región se empezaron a preocuparse, hablaban que en el Aro había matado a un viejito, después de una reunión de los finqueros de la región se llego a la conclusión de que había matado mas de 100 reses y unos diez animales caballares, era tanto el miedo, qué las gentes bregaban a no quedarse hasta tarde de la noche por miedo a este feroz animal, los finqueros de la región decidieron contratar a un señor de Riosucio que decían que sabia cosas,el señor viajo a Pascuita y allí se estuvo 15 días tratando de localizar que clase de animal era el que estaba asolado la region,después de varios días el supuesto brujo, les dijo a las gentes de la comarca que no había ningún tigre, qué el animal que estaba azotando sus bestias era un perro que estaba remontado y que se había vuelto salvaje, por el trabajo el supuesto brujo cobro en ese tiempo 500.000 pesos que pagaron entré varios finqueros de Pascuita.




Un día Oscar Correa (Pegote),venia de Santa Rita hacia Pascuita en su mula, arriando unos marranos por el camino viejo, cuándo sintio que su mula paro las orejas y empezó a relinchar,los marranos empezaron a chichar,Oscar se preocupo,por entre el monte sintió las pisadas del tigre,Pegote,saco su revolver he hizo tres tiros al aire,lo cual ahuyento el feroz animal.



El tigre, siguió haciendo sus travesuras, los animales siguieron despareciendo de muchas fincas de la región,las gentes seguían preocupadas,en Pascuita, la Granja y Santa Rita, las mamas intimidaban a sus hijos, con expresiones como,!Cuidado te sale el tigre!

Cundió el rumor ese día en las horas de la mañana que el tigre había sido visto en la parte alta de Pascuita ,por la Cumbre en un sitio llamado La Laguna, los hermanos Luis Bernardo y Oscar Correa,que habían sido perjudicados con las fechorías del animal, alistaron dos escopetas “Mellizas”marca Remington,ademas de sus revólveres personales, sé prepararon como si fueran para la “Guerra” y cerca de donde las gentes decían haberlo visto construyeron en un palo alto (Guamo) un especie de parapeto donde se pudieran subir a esperar al fiero animal con sus armas, una vez listo el parapeto,le amarraron a unos diez metros de donde ellos estaban un machito viejo (Carnada),eran las dos de la tarde y caía una pertinaz lluvia cuando los hermanos Correa se subieron al rudimentario andamio, cómo siempre sentían miedo además de sus defensas, llevaron 5 botellas de aguardiente, para calmar sus impulsos.

Los hermanos Correa Duque en medio de la lluvia, empezaron a esperar que el tigre arrimara a buscar el machito que le habían amarrado, allí en medio de los aguardientes y de la tensión, empezó a caer la noche, seguía lloviendo, ya el aguardiente se les estaba acabando, faltando 10 minutos para las ocho de la noche, era una noche de luna, cuando sientieron que el animal se acercaba, lo dejaron que se empezara a comer el machito, los hermanos Correa se habían amarrado una cabuya, para que cuando uno disparara el otro también lo hiciera y así fue los dos dispararon a la vez,el tigre salto de manera tal que los hermanos Correa pensaron que los alcanzaba,al caer el animal al suelo ya herido corrió hacia abajo unas dos cuadras, hasta darse con el tronco de un enorme arbol,los hermanos sabían que lo habían herido pero no se atrevían a bajarse, esperaron unos 20 minutos y por fin se decidieron a descender de el parapeto,con una linterna empezaron a deslizarse por la trocha que el tigre en el desespero había abierto, la linterna los llevo dos cuadras ,donde encontraron al animal frente al enorme tronco,al llegar solo movía la cola,a esa hora de la noche fueron buscar varios arrieros de la region,para que les ayudaran a sacar el animal ya muerto, cortaron unas varas y como en un especie de Turega y unos costales ,subieron el animal hasta la Cumbre donde Pegote, tenia un negoció, allí llegaron a la madrugada, ya en la región se había regado la noticia de que habían matado el tigre que estaba haciendo tanto daño en Pascuita y alrededores.

El tigre fue llevado a Ituango en un camión tres y medio, llegaron a Ituango a las dos de la tarde,en el pueblo ya sabían la noticia y lo estaban esperando en lo que conocemos como la salida para La Granja,el tigre fue bajado en la tienda de Don Suso Posada,para pesarlo en la bascula, pesó 8 arrobas menos tres kilos (197 Kilos) fue tanta la gente que se aglomero, qué tuvieron que sacarlo de allí pues el tumulto estaba dañando el negocio de don Suso,lo pasaron para una gallera que había al frente, que era de Mario “Rentas”, allí iban las gentes de Ituango a verlo y a tomarsen fotos con el enorme animal, los hermanos Correa,tomaron la decisión de donarlo a la escuela Antonio J Araque,para que lo envalsamaran,pero desgraciadamente fue mal arreglado y se pudrió, teniendo que votarlo, sé conservo solo la cabeza, que fue exhibida por muchos años en dicha escuela (Seria bueno saber si la cabeza esta todavía allí).

Esta es la historia verdadera de cómo dos hermanos Ituanguinos cazaron este enorme animal, qué estaba haciendo de las suyas en esta región de Ituango, las gentes hablan del “Tigre de Ituango”, convirtiéndolo en una leyenda, hay fotos que recuerdan ese momento, sería bueno, qué nuestros pintores Ituanguinos lo plasmaran en sus pinturas. Así como a la entrada de municipio de Amalfi hay una estatua del tigre (del cual no hay ni siquiera una foto),en nuestro pueblo se le debería hacer una monumento como símbolo de la diversidad de la fauna de nuestro pueblo y la pujanza de las gentes de Ituango
Esta historia tiene por fin recordar un episodio que sucedio en Ituango pero a la vez un llamado para que se proteja en un futuro estos animales

No hay comentarios: