miércoles, 18 de mayo de 2016

DE Ituango SOY De Ituango soy a mucho honor,señores De haber nacido allí orgulloso, Cultive en esos lares mis amores, Por eso lo recuerdo jubiloso. Son blancos de inmensa fantasia Sus agrestes montañas coloniales, Y hasta quisiera el alma mia Subir para beber sus manantiales.

HERMOSA POESIA A ITUANGO DEL MAESTRO EVELIO RUIZ GUZMAN

DE Ituango SOY


De Ituango soy a mucho honor,señores

De haber nacido allí orgulloso,

Cultive en esos lares mis amores,

Por eso lo recuerdo jubiloso.

Son blancos de inmensa fantasia

Sus agrestes montañas coloniales,

Y hasta quisiera el alma mia

Subir para beber sus manantiales.



Volar para mirar sus cafetales

Y extasiarse en sus cerros y cañadas

O quedarse de sus breñales

Contemplando sus ríos y quebradas



Esa es mi patria chica y fue la cuna

Que meció la ilusión de mis abuelos

Y que arruyó también, si duda alguna,

De mi infancia los demás vivos anhelos



Me vio crecer Ituango y lo recuerdo

Con todó el corazón

y todo mi alma;

Por eso es la necesidad

En que me pierdo

Hasta saber que este en completa calma.



Ser ituanguino es honor que cuesta

Y yo me doy el lujo de tenerlo;

Sentimiento que mas se manifiesta

Cuando llevo algún timpo de no verlo



Son solo circustancias del destino

Las que me han mantenido tan ausente;

¿desande algún dia en camino

Para reencontrarme con mi gente?



Recordar los amigos de la infancia

Produce una nostalgia dolorosa

Pues se hace aun mas larga la distancia

Que nos separa de esa edad presiosa.



La memoria fugaz que hoy me acompaña,

Recuerda con cariño a mis maestros

Y quiere refugiarse en la montaña

Para rendir tributo a mis ancestros.



No es patrimonio de su gente hermosa

La civilización de modernismo;

Pero el que nos visita siempre goza

De una buena atención y un gran civismo



Hay algunas veredas y rincones

Que quiero recordar con fiel cariño,

Por que si en mi memoria no hay traiciones,

Los oí mencionar cuando era niño.



San agustin, san Jorge el Castillo,

El Bajo Ingles, Los Galgos y La Hundida;

La Francia, Rio sucio y Paramillo,

San Pablo, Miramar y La Florida.



El sacatin, La Peña y el Matadero.

Doña chinca, el Carmelo y don Canuto,

Pio X, el botadero,

La Palizada, el alto y bencenuco.



Cuatro esquinas, tres sendas y el tejar,

Mala noche, peñitas y el gomal;

la meseta, el totumo y el olivar,

La rosalia, el filo y el Chuscal.



La cabaña, la cumbre, malagana,

La guamera, la loma y vijagual;

La colonia, el recreo y quitagana

Platanares, el tambo y güibanal.



Quebradona, sinú y patio bonito,

Antado, la María, cañaveral;

La camelia, pena y yarumalito,

El alto de los giles y el Cedral.



Malabrigo,  la aurora y chapinero,

Cortaderal, el tinto y el quindio;

Buenas vista, fundungo y ventiadero,

San bartolo, el caney, la falda del rio.



La granja, la esperanza, el alto de liones,

Pascuita, santa Rita y el amparo;

La montañita, el guácimo, playones,

Porta chuelo, builipoles o el aro.



Palmitas, las arañas y badillo,

Pelahuevo, la brisas y guadual;

santo tomas, el oso, san juanillo

La candelaria, cingo y guaimaral.



Resplandores, las cuatro, santa Ana,

Chispas, el madarino, la fondita,

Chontaduro, el zancudo, cantarrana.

La fonda, Portugal, quebradoncita.



Tinajas, el edén, santa Isabel,

San sereno, la prensa, montarron;

El silencio, san luis y san miguel,

Paso grande, montialto y el llanon.



La alzacia, chingalé, la bramadora,

Santa lucia, cenizas, y el sainal;

Media falda, canoas, la trilladora,

El échales, el turco, y calichal.



Los emburgos, la eme, pescadero,

El limón, guacimal, mote y la linda;

El libano, san Juan, Guacharaquero,

Filo de hambre, el naranjo y agua linda.



Quebrada del medio, el alto y Paloblanco,

Santa barbara, el rio, murrapal;

Las chambas, la paloma y el barranco,

El herrero, la copa y el roblal.



Antas sales, Finlandia, pajarito,

La selva, Colegurre, gato negro;

Palestina, chimurro, sancudito,

La honda, el sanjon, cañada negra.





Sino hay fidelidad en el listado.

Que vengo de escribir para el recuerdo,

Tampoco existe allí ningún pecado,

Del cual me acuse si el concurso pierdo.

No hay comentarios: