martes, 17 de mayo de 2016

A Santa Rita de Ituango


Como un nido del águila altanera, en la cima de vírgenes montañas se ostenta Santa Rita placentera, poblada aún de rusticas cabañas.


Antaño era la región famosa donde abundaba el oro y la riqueza, y como su templo y población hermosa.

Mostraba el horizonte su belleza.

Se agotaron los ricos aluviones y se dieron el lujo y la opulencia: vieron de la guerra

Los turbiones y sembraron la murete y la indigencia.

Y despojada, como reina augusta, de su trono, sus joyas y bellezas fueron sus hijos a la selva adusta a explorar sus múltiples riquezas.

Y cambio sus dorados atavíos por los productos de la rica zona, en los bosques, los huertos y plantíos.

Ya como reina rústica blasona.

Si queréis verla en su primera altura colocada en los llanos la hermosa.

Sus pies rogando la fontana pura, de arcilla establecen su cabeza airosa.

Si queréis verla como reina augusta.

No hay comentarios: