martes, 31 de mayo de 2016

Concierto de al Soprano Lirica Marta Senn en Ituango ( Templo de Santa Barbara )


HISTORIAS DE ITUANGO Su casa era muy grande, muy bonita y muy amplia para todo el que llegara, pues tenia un solar muy inmenso donde llegaban los caballos que traían de la finca de su papa con Los plátanos, las naranjas y la panela para vender ahí en el pueblo al igual que el café que se vendía a la Federación Cafetera y todo muy organizado y muy bueno.

HISTORIAS DE ITUANGO



Su casa era muy grande, muy bonita y muy amplia para todo el que llegara, pues


tenia un solar muy inmenso donde llegaban los caballos que traían de la finca de su papa con

Los plátanos, las naranjas y la panela para vender ahí en el pueblo al igual que el café

que se vendía a la Federación Cafetera y todo muy organizado y muy bueno.



Pero cuando su papa falleció, un hermano quedo cuidando la finca, luego se hizo

la sucesión, o sea lo que se repartió entre los demás.





NAVIDADES





Las navidades en Ituango, eran muy lindas, eran varias amigas todas se juntaban y se

ponían vestido largo como de "pastoras"

y "pastores" también habían unos amigos o compañeros de la misma edad.



Explica pastores porque Jesús cuando nació, fueron los pastores a visitarlo allá a

Belén y ellos hacían el pesebre en la iglesia

y se vestían de vestido largo las mujeres, "pastoras", ella tiene esa foto.







COLEGIO





En el colegio las castigaban cuando no hacían la tarea, las dejaban sin recreo,

no podían salir.

Todo fue así hasta que se fueron "desgranando" como se dice, unas amigas cojieron

para Medellín, Amparo Calle, Doloritas, también; muchas familias,

y Ema que fue la que mas duro de amiga, porque Tulia y Libia que eran las cuñadas

de Jorge Palacio, estas se casaron lijero, unas se fueron para Concordia.

Bueno, Ema también estuvo en Concordia porque el Papa fue alcalde de allá en

Concordia y en el pueblo suyo también fue alcalde, ese señor fue muy importante.

Después se vino a ver con ella cuando su hermana Adelfa se caso y desde ese momento

se fue a vivir a Yarumal, y allá iba ella con su mama a pasear, a visitar a su hermana y

de paso a ver a su amiga Ema que sabia que estaba allá, así fueron varias las veces

hasta que su mama se enfermo mucho y entonces se fueron para Medellín,

Probablemente se pudo haber enfermado de diabetes

las que la atendían eran Adelfa y Ester.



Ester fue la primera que se caso y muy jovencita, la primera que nació fue

Maria que fue la tercera de trece hijos; dice la tercera porque primero fue

José que es el Papa de Maria Helena, Roberto el Papa de Aurita, de Ligia y de todas

ellas y Maria de Enrique, Octavio, Marina, Maria Teresa y Javier.





INFANCIA





La Infancia suya fue muy maravillosa, muy recogida, Marina Trujillo, Enrique,

Octavio, todos pasaban muy bueno porque eran contemporáneos,

ellos eran sus sobrinos con los que jugaba desde la infancia cuando iban a pasear

a la finca de su papa y se subían a los árboles a coger

guayabas, mangos, en fin, pasaban muy sabroso, muy vigilados, muy cuidados y muy

respetuosos, en ese sentido todo muy maravilloso.



Después ya fueron creciendo, Marina se fue a estudiar a Medellín y ya quedo ella

con las amigas vecinas, es decir Ema, Tulia y Libia, ahí cerca de su casa

ellas subían a su casa porque quedaba mas central a la plaza del pueblo y la iglesia,

y así se ponían a conversar, todo era rutina. Luego mas adolescentes

salían a dar una vuelta, iban al café parroquial a tomar café, comían helado allá

donde Maria Palacio que era prima de ella igual que Mariela Palacio, ellas

manejaban el café parroquial.

Mariela y Lucila la esposa de Darío, también eran primas.





ANCESTROS



Sus abuelos por parte de su Papa fueron Tomas Palacio y Dolores Tamayo;

Tomas Palacio tenia sus padres también que eran Miguel Ángel y Maria Jaramillo.

también tuvo tíos que eran Ramón y Raquel González. Tomas Palacio se caso con

Julia Velilla o sea sus padres.



Carlos se caso con Luisa Cárdenas y tuvieron a Mariela Palacio y a Maria.

Miguel Ángel se caso con Maria Jaramillo y salio Lucila; Eduardo con Maria Trujillo

que era la hermana de Rafael, el que se caso con Maria su hermana.

Teresa se caso con Manuel Trujillo Tamayo; de Maria no se acuerda. Francisco y

Darío vivieron toda su vida en una finca; Juaquin Emilio vivió en Santa Rita de Ituango.

Hubo un Eduardo y las hijas de Joaquín que fueron las que David y Esteban sus

hijos visitaron una vez en 1995 en Ituango.



Sus Abuelos por parte de su Mama fueron Marceliano Velilla y Carmen Rosa Jaramillo,

ellos tuvieron varios hijos, por ejemplo a Pablo que tuvo dos señoras y se caso en

Santa Rita con Tulia Trujillo.

Camilo se caso con una hija que era de Adela, su hija Teresita y la hija de ella era

Claudia o sea la primera esposa de su primer hijo el mayor.

Ramón se caso con Inés Arias, la tía Evangelina se murió muy joven. Julia fue su Mama

y sus hermanos fueron José que se caso con Inés Palacio en Yarumal, ese es el Papa

de Maria Helena prima de sus hijos.

Roberto se caso con Araminta Correa en Ituango.

Luís se caso con Aura Botero también en Ituango cuando ella tuvo cinco años y ya

se les ha muerto dos hijos, el también murió y ahora Aura esta muy enfermita en el

hospital y sus hijos la están cuidando, actualmente tiene sus años.

Maria se caso con Rafael Trujillo, tuvieron almacén y la trilladora. Tulio se caso

con Gabriela Calle que era la hermana de Margarita Calle en Ituango.

Jesús Maria Tuvo hijos con Julia Sierra, un Jaime. De Tomas no se supo. Adelfa con

Víctor Palacio hermano de Inés en Yarumal; Jorge Enrique con Margarita Calle,

vivieron en Ituango y tuvieron a Tulia y a Libia.

Julia Ester se caso con Jairo Acevedo en Medellín detrás de la iglesia de San José

por Bombona; Jairo se caso con Efigenia Roldan de Briceño; Romería se caso con

Luís Orrego, vivieron en una finca por el río

cerca a Ituango.



Ella se caso con Luís Héctor Betancourt que era de Santa Rosa de Osos, sus hijos tienen

mezcla Betancourt + Palacio + Tamayo + Velilla + Echeverri + Tamayo + Jaramillo.





MEDELLÍN



Luego Jesús Maria que era el que cuidaba la finca se fue para Segovia y falleció,

muchos de sus hermanos han fallecido también, en todo caso ella quedo allá en

Medellín viviendo con su esposo y sus hijos

y ya ellos regresaron a Estados Unidos.

Tiene dos hermanas vivas, Romería que vive en Medellín con sus 16 hijos y Ester

que quedo viuda cuando tenia 42 años, dejo una niña de 7 meses Beatriz y viven en Bogota,

están casados, muy organizados; su hermana ya tiene 80 años y sus tres hijas

y dos hijos que la contemplan mucho, también esta jorge en Medellín con su mujer.



Cuando su padre murió, se fue a vivir a Medellín, el vino a morir después de

seis años de haber muerto su esposa, muy enfermo de Artritis o cáncer en los

huesos, duro así ocho meses en la cama.

cuando ya falleció, quedo viviendo con su hermana mayor y sus sobrinos con los que

jugaba en Ituango, luego ellos se casaron y ella visitaba con su hermana a una amiga

que era Ana Tamayo Echeverri

casada con Luís Antonio Betancourt, allí le hablaron de un hijo de ellos que estaba

en New York, empezó por escribirle, fueron amigos y luego novios, finalmente se casaron.

Ella conoció a Ana Tamayo porque su hermana Maria era vecina de ella y la iba a

visitar frecuentemente, pero ya sostenían una amistad desde que se habían conocido en

Ituango, en esa casa conoció a Luís, se conocieron a través de cartas

y se casaron, se fueron a vivir a New York y tuvieron tres hijos, el ya tenia uno

Pablo, después de un tiempo se regresaron a Colombia y allá empezó el a trabajar en

labores agrarias en Ituango

mientras ella y sus hijos lo esperaban en Medellín, luego se vendió la finca.

En Medellín Luís tuvo muchos trabajos, entre ellos en el Departamento Administrativo

de Seguridad, Tuvo Taxi, etc.

Así duraron 26 años, después se divorciaron.

Historias de la colonia de Ituango residente en Medellin : mediados del año de 1975 como había ocurrido otras veces,la carretera a Ituango se vio interrumpida por una serie de derrumbes que dejaron el pueblo completamente aislado hasta el punto de carecer de artículos de primera necesidad que debían llegar de otros lugares.Entonces surgió en Medellín el entusiasmo de Enrique Posada,Ituanguino de pura cepa, qué quiso solidarizarse con su pueblo en esos momentos de angustia y para tal fin, convocó a los paisanos residentes en la capital, para buscar la forma de prestar alguna ayuda.

HISTORIAS.....DE....LA COLONIA DE ITUANGO

mediados del año de 1975 como había ocurrido otras veces,la carretera a Ituango se vio interrumpida por una serie de derrumbes que dejaron el pueblo completamente aislado hasta el punto de carecer de artículos de primera necesidad que debían llegar de otros lugares.Entonces surgió en Medellín el entusiasmo de Enrique Posada,Ituanguino de pura cepa, qué quiso solidarizarse con su pueblo en esos momentos de angustia y para tal fin, convocó a los paisanos residentes en la capital, para buscar la forma de prestar alguna ayuda.


Y fue así comose llevaron a cabo varias reuniones en la sede de la Universidad San Buenaventura, regentada en la época por Fray Arturo Calle Restrepo,otro paisano, dé la comunidad Franciscana, qué también muy generosamente nos presto un salón para las reuniones que fueran necesarias.

Nos pusimos pues en el plan de reorganizar la colonia, y pronto se eligió la Junta Directiva, que quedó integrada, entré otras, por las siguientes personas:

Presidente: Doctor Silvio Trujillo Acevedo

Visepresid: Doctor Jesús Maria Valle Jaramillo

Tesorera. Señora Lola Araque Roldan

Vocales: Alfonso Upegui Espinal,Enrique Posada Usuga,Rafael Araque Botero, Lucila Upegui Restrepo,Sigifredo Correa Correa y como Secretaría, Elisa Calle Calle.

La Junta se reunía semanalmente,unas veces en la oficina del Doctor Valle, y otras, en la de Sigifredo Correa o en la casa de Enrique Posada (Pues en la Universidad solamente se reunía la Asamblea)

Empezamos con mucho entusiasmo y pronto se nos informo que Ituango ,no solamente tenia una pésima carretera, sino que tampoco tenia energía eléctrica, ni acueducto, además el servicio de transporte que prestaba la empresa Coonorte,era una verdadera calamidad en salud y educación había muchas necesidades.

En vista de tantos y tan graves problemas, resolvimos conformar una comisión para que viajara a Ituango y personalmente se enterara de las necesidades mas apremiantes, sé acordó enviar con anterioridad al viaje varias cartas al señor alcalde,al señor cura,al honorable concejo municipal y demás personas prestantes del Municipio, anunciando la visita finales del mes de octubre viajó la comisión integrada por:Sigifredo Correa, Lucila Y Alfonso Upegui y la suscrita Elisa Calle.

El viaje se hizo el día sábado, y esa misma noche nos reunimos en la sede de la alcadia,aunque con muy poca asistencia de los invitados,probablemente,porque a esa hora caía un torrencial aguaceros sin embargo, lo que se trató fue suficiente para dar comienzo a lo que verdaderamente nos interesaba.Pues el señor Alcalde, hombre dinámico y emprendedor, oriundo del municipio de Andes,propuso,que si nosotros no teníamos mucho afán de regresar,él se encargaría de convocar el H. Concejo Mpal para el lunes siguiente y así poder tratar más ampliamente los temas, puesto que él, que apenas llevaba dos meses en el cargo, era el más interesado en conocer lo máximo al respecto como nosotros no teníamos ningún afán, aceptamos quedarnos.Pues al conformar la comisión se tuvo en cuenta que ninguno tuviera otros compromisos..

Ese lunes siguiente, qué tal vez era el 25 del mes de octubre,asitimos a la sección extraordinaria del H.Concejo,en la que expusimos el motivo de nuestra visita.Cosa que alegro muchísimo a los miembros del H Concejo Mpal,cuyo presidente,señor German Duque Perez,se manifestó muy agradecido de tenernos allí, interesados en ayudarles a solucionar los problemas.Puesto que en medio de tantas dificultades, sé estaban sintiendo muy olvidados.Empezando luego a informarnos detalladamente.

Primero:- La planta eléctrica, instalada en el sector de El Río, no solamente no tenía capacidad para el crecimiento de la población,sino,que por el paso de los años su deterioro era tanto, que ninguna reparación daba para durar mucho, por lo que era más el tiempo que el pueblo permanecía a oscuras.Funcionaba con A C P M y el costo era demasiado alto.

Consideramos entonces tramitar una obra grande, para llevar la energía de las Empresas Públicas de Medellín, pero algunos concejales opinaron, qué sería una Obra muy costosa y que el Mpio no estaba en capacidad de afrontarla en vista de esto propusimos, qué se tramitara a nivel regional,asociando los municipios de: San José de la Montaña,Toledo,San Andrés de Cuerquia e Ituango.Pues valía la pena intentarlo, fue aprobada y quedó en manos de nosotros hacer las averiguaciones del caso también averiguar en la Cooperativa de Municipalidades a ver que solución podría dársele a la planta existente.

Segundo:- Se hablo de la creación de unas biblioteca, pues era un deber proporcionar a los estudiantes ese medio de consulta, y en este punto se acordó, que el Municipio destinaría el local que en el Palacio Municipal estaba en la esquina,en el primer piso, con el frente hacia la plaza, se encargaría también de la respectiva dotación, de nombrar la bibliotecaria y entregaría algunos libros propiedad del Municipio nosotros en la ciudad con los paisanos, amigos y entidades que consideráramos que nos podían ayudar,nos encargaríamos de conseguir muchos más.

Tercero:-El servicio de transporte era una verdadera calamidad.Solo había dos líneas, y los carros tan supremamente destartalados que podía considerarse un irrespeto.Mucha gente viajaba de pie por falta de cupo,desde Medellín hasta Ituango y viceversa, en este punto nos comprometimos también a hacer lo máximo ante el Instituto Nal del Transporte (Intra,en esa época),para buscar el mejoramiento respectivo aunque había necesidades en otros campos, la bliblioteca,la energía y el transporte, fueron las más importantes y por las que queríamos empezar a trabajar.

Nosotros permanecimos en el pueblo unos cuatro días que dedicamos a conversar con la gente y a visitar algunos lugares como el hospital, las escuelas,el asilo etc. Y por donde pasábamos, las personas que sabían el motivo de nuestra visita,nos decían : “ Con tal de que nos arreglen el problema del transporte, aunque no hagan nada más”

En la reunión con el Concejo Mpal,acordamos también conformar una comisión integrada por el señor alcalde, algunos concejales y algunos miembros de la Junta Directiva de la Acción Comunal y de la junta Directiva de la Colonia De Ituango en Medellín, para reunirnos con cada uno de los altos funcionarios que en la capital tenia que ver con los asuntos que necesitábamos tratar, y solicitar la audiencia correspondiente para cada caso. Luego de regresar a la ciudad de Medellín, nos pusimos en función de llevar acabo lo acordado.El invierno continuaba muy fuerte,y en la carretera sólo se daba paso provisionalmente y a nosotros, tanto de ida como de regreso nos toco transbordar.

En cuanto a la BIBLIOTECA, Extensión Cultural Deptal nos hizo una buena donación de libros y preparó adecuadamente la Bibliotecaria.Los paisanos amigos fueron muy generosos y de los fondos de la colonia adquiridos por medio de bingos,bailes,etc también se contribuyó, en el mes de abril de 1976,empezó a funcionar maravillosamente como visitábamos con frecuencia la sede de Extensión Cultural para informar y consultar,la Directora siempre nos recalcaba con insistencia: “ Por favor, no vayan a permitir por ningún motivo, qué se le cambie la Sede a la Biblioteca! Porque eso equivaldría a su final!”Pues ella aseguraba que así había ocurrido en otros municipios.Entonces,nosotros nos comprometimos a permanecer vigilantes lo más posible.

En lo relacionado con el Transporte, sí encontramos muchas dificultades.

Conformada debidamente la comisión y conseguida la audiencia, nos presentamos puntualmente en el despacho del Subdirector del Intra,en donde encontramos sin esperarlo,al señor gerente de Coonorte.Les expusimos entonces ampliamente el problema, pero encontramos como respuesta a un par de personas cerradas a cualquier intento de solución.Empezando porque se empeñaron en sostener que no era cierto lo que nosotros decíamos.

En tres ocasiones nos reunimos con estas personas sin que lográramos conseguir absolutamente nada.No fue suficiente que yo,les describiera los buses en los que unos meses atrás había viajado, tan supremamente destartalados, qué constituían una vergüenza, un insulto para los pasajeros, y que después de muchos tropiezos en la carretera en el bus que habíamos salido de Ituango a las seis de la mañana, sólo a las diez de la noche llegamos a Medellín..

Ante el poco caso hecho por Coonorte y El Intra a nuestras denuncias, optamos por escribir sendas cartas a los alcaldes y Juntas Directivas de la Acción Comunal de los tres Municipios vecinos, exponiendo el caso,puesto que ellos también tenían el mismo problema además proponiendo apoyo para solicitar la entrada de otra Empresa a la ruta, para hacerles competencia.Esperábamos de esto un buen resultado,ya que en un pueblo pequeño las noticias corren rápidamente y lo importante seria que llegara a oídos del gerente de Coonorte.

Y así sucedió, no tuvimos mucho que esperar para que la solución se diera.Se crearon dos líneas más, y empezaron a enviar buses muy buenos.

Ahora bien,en cuanto a la ENERGIA ELECTRICA,la comisión se presentó en las oficinas de la Electrificadota de Antioquia,-Institución Energética Departamental de la época- para proponer la obra. Y de allí nos encaminaron a Planeación Departamental,donde el jefe de ésta,nos recibió muy bien, y entre otras cosas nos dijo: “Consíganse la plata, y la obra en dos años se pondrá en servicio”

Cosa que nos alegro muchísimo! Salimos felices de aquella oficina! Y unos días después tuvimos la oportunidad de conocer a otro paisano Jaime Cifuentes,un joven estudiante de la universidad, qué nos puso en contacto con el Doctor Mario Gutiérrez Cárdenas, también Ituanguino,que había sido congresista y en ese momento era miembro de la Junta Directiva de las Empresas Públicas de Medellín quien se manifestó muy dispuesto a ayudarnos en todo lo que fuera posible.

Tomaron parte en esta obra-según nos informaron- las Empresas Publicas de Medellín, la Federación de Cafeteros, la Electrificadota de Antioquia y los municipios asociados:Ituango,San Andrés, Toledo, Y San José de la Montaña.

Este último, en un principio no quería participar, porqué no lo consideraba indispensable para su servicio, puesto que la planta que tenia era suficiente.Pero más adelante, sus autoridades se convencieron de que no debían echar a perder esa oportunidad.

Y por otra parte,la Cooperativa de Municipalidades envió los ingenieros a reparar la planta que en ese momento tenia el Municipio de Ituango,para proporcionar por lo menos el alumbrado por el tiempo que durara la ejecución de la obra.Que no fueron dos años como se esperaba, sino tres.

Firmamos este informe algunos de los que fuimos miembros de la junta directiva de la colonia de Ituango en Medellín, entré los años 1975 y 1978

FIRMAN.

Enrique Posada U, Lucila Upegui R,Alfonso Upegui E, Elisa Calle C y Sigifredo Correa C.Medelli.Noviembre 12 del 2004

HISTORIAS Y RECUERDOS DE SANTA RITA DE ITUANGO.Santa Rita fue el camino obligado en los años ochocientos de las personas que iban hacia...la costa norte................. con el invierno las gentes escampaban en lo que se conoció como Santa Rita Vieja, en esos lugares los viajeros podían quedarse hasta 6 meses, mientras pasaba el invierno y a la ves lograban coger los cultivos de pan coger (fríjol-maíz) que les servia para la alimentación y para continuar el viaje, uno de esos viajeros un día observa que uno de sus cerdos al escarbar la tierra su hocico esta untado de unas pequeñas piedrecillas que una vez examinadas ,se dan cuenta que es oro, la noticia se riega de que hay oro en Santa Rita y el preciado mineral hace que lleguen colonos de diferentes regiones de la Nación a buscar el codiciado metal, pero especialmente a finales de los años 1880 empiezan allegar a Santa Rita colonos de Santa Rosa de Osos, don Matias,Entrerrios,San Pedro de los Milagros,Angostura,San Andrés de Cuerquia,que buscaba la forma de hacer riqueza, sobre todos se hablaba de las ricas minas de Sinitave,la de Santa Juana y los Tiestos

HISTORIAS DE SANTA RITA

HISTORIAS Y RECUERDOS DE SANTA RITA DE ITUANGO.Santa Rita fue el camino obligado en los años ochocientos de las personas que iban hacia...la costa norte................. con el invierno las gentes escampaban en lo que se conoció como Santa Rita Vieja, en esos lugares los viajeros podían quedarse hasta 6 meses, mientras pasaba el invierno y a la ves lograban coger los cultivos de pan coger (fríjol-maíz) que les servia para la alimentación y para continuar el viaje, uno de esos viajeros un día observa que uno de sus cerdos al escarbar la tierra su hocico esta untado de unas pequeñas piedrecillas que una vez examinadas ,se dan cuenta que es oro, la noticia se riega de que hay oro en Santa Rita y el preciado mineral hace que lleguen colonos de diferentes regiones de la Nación a buscar el codiciado metal, pero especialmente a finales de los años 1880 empiezan allegar a Santa Rita colonos de Santa Rosa de Osos, don Matias,Entrerrios,San Pedro de los Milagros,Angostura,San Andrés de Cuerquia,que buscaba la forma de hacer riqueza, sobre todos se hablaba de las ricas minas de Sinitave,la de Santa Juana y los Tiestos.En la historia de Santa Rita y en su poblamiento se cuenta la historia de unas 40 familias de Jericó en el suroeste Antioqueño y ante la noticia de que estas tierras eran ricas en oro, emprendieron un largo viaje (de unos tres meses) para llegar con sus familias a esta tierra prometida, con fértiles campiñas y muchas minas de oro (1840)Ante el aumento de la población y dada la distancia a la cabecera parroquial y la necesidad espiritual de los fieles,el señor obispo Joaquín Guillermo González, que tenia su sede en Yarumal, concede licencia al párroco para bendecir la primera piedra y construir una capilla en dicha fraccion.Dedicándola a Santa Rita y a San Antonio, la orden tiene fecha según oficio del 24 de junio de 1876.Pero oficialmente la parroquia de Santa Rita se crea al abrir el primer libro de bautizos el 18 de abril de 1888, con el beneplácito de Jesús Maria Rodríguez obispo de Santa Fe de Antioquia, siendo su primer párroco Justiniano Madrid.Allí alrededor de la parroquia empieza a crecer la rica región de Santa Rita, la cual debido a su estratégica ubicación sufre el primer hecho sangriento en la guerra de los mil días año 1901 cuando el Capitán Manotas (Costeño), ataca el pueblo dejando gran cantidad de heridos y muertos, la población es defendida de manera valerosa por el coronel Ramón A Restrepo.Este triste hecho se repetiría en Santa Rita varias veces durante el siglo veinte, sólo que en ese primer episodio se debió a la lucha entre liberales y conservadores. (En ese tiempo vivía en Santa Rita el gran poeta de Santa Rosa de Osos Porfirio Barba Jacob, quien en una amena crónica de la época cuenta los hechos sangrientos sucedidos allí)En el año de 1911 ya Santa Rita cuenta con una escuela de niñas “Santa Teresita” y una de varones llamada “escuela de niños General Santander”, en los años 1930 ante el crecimiento de la población estudiantil la parroquia creo la escuela para varones llamada “Simón Bolívar”, para ello la parroquia cedió un local a un lado de la casa cural que incluia el teatro parroquialY así fue creciendo Santa Rita, sus arrieros sacaban sus productos agrícolas y entraban los víveres, a través del camino que iba por La América, allí había una fonda donde pernotaban arrieros y viajeros (la posada de Ubaldino) al otro día se seguía el camino y se llegaba a él Aro (el Hotel de Ester Jaramillo era el sitio de descanso) al día siguiente se llegaba a, puerto Escondido ( a orilla del río CAUCA), a salir a Puerto Valdivia.Este viaje duraba tres días.También el comercio se hacia con Ituango, ya fuera por los Galgos, Cañaveral hasta La Esperanza donde los Correas y de hay se llegaba a Santa Rita, estaba también el camino por Guadual, El Zancudo (donde los Dávila)La Candelaria (Luis amador Jaramillo-Conejo) subiendo la extenuante loma de Colombia ,donde se llegaba a la posada de Carreto,alli se pasaba la noche, para entrar al otro día a Santa Rita después de pasar por morro pelón y La Camelia.Fueron arrieros famosos, chavito Gutiérrez, William Mazo, Solano Mendoza, Bertulfo Granda, Roberto Zea, Gildardo……….,los hermanos Molina, “cucho” Jaramillo y su mula brava, otros arrieros fueron colis cortinez, y Rafael Hurtado entre otros.Pero quizás el arriero mas querido y legendario de Santa Rita fue don Carlos Pemberthy,que llevo el noble oficio hasta sus últimos días y a pesar de que la carretera ya llegaba a Santa Rita, don Carlos se negaba a dejar su mulada ,don Carlos Pemberthy era un hombre acomodado con acciones en la Nacional de chocolates ,`pero hasta el final de sus días fue arriero y como cosa particular siempre caminaba descalzo.Como el único medio de transporte en aquellos años (1930-1960) eran las bestias caballares y mulares, eran muy importante las pesebreras donde los animales reciben toda clase de cuidados para las extenuantes y largas jornadas, en Santa Rita estaban las pesebreras de Juancho Monsalve, Ricardo Zea y Carlos Moreno, además de que muchas casas tenían su propio cuido, eran también importantes los herradores, aquellos hombres que ponen las herraduras y cuidan las patas de las bestias, eran herradores en Santa Rita ,Ramón Zea,Aureliano Granda y Chumilo Zavala ,estaban también los “amanzadores” de bestias: Tolin Poso y Beranardo Correa (guacharaco).Estaban los fabricantes de enjalmas y todo lo que tiene como materia prima la cabuya, eran fabricantes de enjalmas, Toño Jaramillo, Ramón Zea, Saulo Pérez y Manuel Oquendo.Estaban los talabarteros que utilizando en cuero fabricaban carrieles, cubiertas de machete y avios de montar, eran talabarteros Perucho Rendón (después trabajo el oficio en Ituango), Héctor Builes y Manuel Posada, quien también fabricaba zapatos.Quizás el animal mas importante para todo Santa riteño era su bestia ya fuera caballar o mular, no importaba el estrato social, sí la persona tenia poder económico tenia su hermosa mula o caballo Pero también estaban aquellos hombres humildes que tenían su “taparito”, que les sirve de transporte y con sonoros nombres se hicieron conocidos en la región, don Pacho Estrada, tenía su mula “Natacha” Don pacho Calle,era dueño de “la Antioqueña” Bertulfo Granda tenia su mula “Balalaika”; “La Caleña” era la de Luís Alberto Aguirre y Juan Rafael Builes tenia “la Titina.Miro Zea era dueño del caballo cubano,,Ricardo Zea tenia los caballos el gavilán y el conejo, él resorte era el caballo de Alberto Moreno,Pacho Zabala era dueño del caballo El gavilán, qué por cierto en Santa Rita decían que lo mato a punta de espuela, Bernabé Cuervo tenia su caballo Capataz (Bernabé fue famoso por que tenia 6 mujeres y todas las tenia en la misma casa además de los 84 hijos que dejo).El macho de vieco se hizo celebre cargando leña por los caminos de la region,ademas de que su dueño lo largaba en los potreros de Santa Rita para que robara pasto, otro que cargaba leña era el macho el muñeco de Eliseo Zapata, famoso por que tenia las patas trocadas.Ante tanta bestia caballar y mular, habían varios burros que las gentes buscaban para preñar sus yeguas, en Cestillal estaba el burro de Berto Cuervo, en la Camelia estaba el burro de Rafael Castrillon y en el propio Santa Rita esta el burro del negro GarcíaAsí fue creciendo Santa Rita con barrios como la calle de los juzgados (bautizada así por los chismes), patio de brujas (donde las gentes decían escuchar las bujas a las doce de la noche con sus risas y chillidos, el Pencil (donde queda el colegio) Barrera, Barrio Nuevo………….Era Santa Rita un centro de comercio con una calle principal y una pequeña plaza a un lado de la iglesia, en aquellos tiempos se destacaban los almacenes de Sara Montoya, él almcen de Amparo Builes, el almacén de Oscar García, el almacén de Chulo Granda, él almacén de Sergio Sánchez………. Y el almacén de Abrahán Montoya, todos ellos muy surtidos y donde se podía encontrar todo tipo de mercancía inclusive de las mejores marcas y vestidos que eran la ultima moda en Medellín.En el Santa Rita de aquellos años 50 y sesenta estaban las cantinas de Manuel Antonio Roldán, la cantina de Tomas Moreno, la de Luis Porras, la de Frsco Rendón , la de kiko Espinal y la cantina de Héctor Correa….los domingos los Santa Riteños tomaban su licor y en las victrolas de moler escuchaban los discos de moda flor de lodo y misterios del corazón de Noel Ramírez.Tambien era famosa y muy concurrida la cantina de Gabriel Zea. Don Tomas Moreno tuvo un famoso bar. Llamado “el danuvio azul”, el cual fue después de don Rafael Restrepo y donde se escuchaban los tangos de moda y en ese mismo local funciono por muchos años la heladería Las Acacias de Carlos Moreno, don Moisés Gómez ( el turco) antes de llegar a Ituango donde se caso y procreo su familia, llego muy joven a Santa Rita y tuvo una cantina a la que llamo “la mano de Dios”, esto ocurría a principio de los años 1930En la farmacia Santa Rita de Jairo Cárdenas había una nevera de petróleo donde vendían helados, estaban también las farmacia Flores de Abelardo Flores y la farmacia de don Héctor llamado cariñosamente por las gentes “doctor Bombón”., don Rafael Restrepo también fue farmaceuta y tenia su drogueríaEn el desarrollo de Santa Rita la iglesia Católica ha jugado un papel importantísimo, desde los tiempos de Justiniano Madrid, él padre Arístides Jiménez, Martín Munera, Luis Carlos Jaramillo; Eduardo Mejia, Ernesto Gómez, Oscar Lopera, Conrado Munera y mas recientemente el padre Carlos Mario Palacio, entre otros.Pero quizás el sacerdote que marco una época y todas las gentes de Santa Rita todavía recuerdan fue el padre Martín Munera quien en los años cincuenta se empeño en construir un aeropuerto a pico y pala y después de casi 3 años de rudo trabajo los Santa Riteños vieron aterrizar pequeñas avionetas que los ponía a 35 minuto de la ciudad de Medellín, cuándo normalmente el viaje duraba tres y cuatro días, todos los días había vuelos de Medellín a Santa Rita y viceversa, casi siempre los vuelos iban completos pero cuando faltaban pasajeros si el vuelo era de Santa Rita a Medellín se ajustaba el viaje con bultos de café y si era al contrario los víveres era la forma de ajustar el viaje, la mayoría de los Santa Riteños conocieron primero el avión que el carro (el avión llego en el año de 1958 y el primer carro entro santa Rita en 1986, lo levaron los hermanos Moreno), uno de los sueños de los Santa Riteños es que se vuelva abrir el aeropuerto de la hermosaAl padre Munera también se le debe la entrada de la planta de la luz, tarea que tardo unos 20 días y donde prácticamente todo el pueblo se movilizó y utilizando las famosas turegas lograron entrar los pesados motores ( el solo dinamo pesaba 40 arrobas ), el camino escogido y por la facilidad fue Puerto valdivia, él aro, la América, dé aquella época quedo como anécdota , cuando los señores mas prestantes de Santa Rita discutían de cuantos caballos debería ser el motor que les daría luz, mientras unos decían que debería ser de 16 caballos otros decían que de 32 caballos, un conocido santa riteño y presidente de la sociedad de Mejoras Publicas se levanto y opino así: por que no lo compramos de 8 mulas que tiene mas fuerza y comen menos.Como cualquier pueblo, no podían faltar aquelos personajes que con sus acciones pintorescas se ganan el cariño de las gentes de aquellos años recordamos al loco Medellín, Celso, Parrillo y el cachaco Carvajal.En las frías y obscuras noches Santa Riteñas las gentes contaban historias de brujas, duendes y muanes, se contaba que a eso de las doce de la noche las gentes s escuchaban una mula que con paso descompasado recorría la calle principal (la mula tres patas).En aquellos años se decía que Linda y Carmen Betancurth,lo mismo que la loca Rosalina eran brujas.Duendes que envolatan como a “tutopio” que fue envolatado y después de tres días fue encontrado por guasimal cerca de arenales.Francisco y Manuel Betancourt eran muanes según decían la s gentes se aparecían y se desaparecíanSanta Rita también fue centro minero y gran cantidad de ricas minas de oro que dieron riqueza a sus gentes, se recuerdan las minas de los tiestos Santa Juana, Sinitave y Santa Rita vieja, el oro era comprado por mellizo Chaverra, Juan Builes, y Oscar GarcíaEl pueblo Santa Riteño a pesar de haber sido escenario de la confrontación armada que vive nuestro país, sigue con su empuje hacia delante, quieren volver a convertirse en la despensa agrícola de la región, para ello necesitan con urgencia que se termine la carretera cañón de iglesias, que le daría a sus gentes la posibilidad de sacar sus productos agropecuarios hacia la costa norte de ColombiaAsí ha transcurrido la vida de Santa Rita, ya muchas de las familias fundadoras se han ido, pero hay sigue el pueblo pujante y progresista, varios de sus hijos se destacan hoy en el ámbito departamental y nacional, don Marcos Roldan empresario y hombre cívico, la doctora Liliana Rendón como representante a la cámara, la cantante Delcy Yaneth Estrada y los abogados Jon Freddy Rendón y Hernán Ramiro Moreno, entre otros
Excelente historia, pero en lo que respecta a capítulo de la construcción de Aeropuerto de La Hermosa, faltan datos sobre los propietarios del terreno, los que pusieron el dinero y facilitaron los medios para llevar a cabo este logro y los que atendían a los viajeros y pilotos de las primeras avionetas que llegaron allí, tales como el capitán Ossa y un alemán al que le gustaban los "discos"-decía él, (arepas)que vendían en la casa aledaña a la pista de La Hermosa y cuyos propietarios los Velásquez- Velásquez , atendían amablemente a los recién llegados, pues la casa aledaña a la pista hacia las veces de sitio de espera y alimentación, ya que allí existía una tienda familiar, atendida por Doña Julia Rosa Velásquez Posada y sus hijas e hijos y que junto con su esposo Andrés Emilio Velásquez Londoño, conformaban una numerosa y respetable familia, que además poseía la única casa de balcón que había en Santa Rita en los años cuarenta y cincuenta y que después fue un hotel. Esta familia era la propietaria de los terrenos de La Hermosa y la Hermosita en y debería dárseles el crédito que se merece por la construcción del Aeropuerto. Además fue propietaria de varias fincas en Santa Rita y en el cañón del San Juanillo y luego emigró hacia Medellín a comienzo de los años sesenta.

Historia del Barrio El Carmelo de Ituango :El barrio El Carmelo a principio de los años novecientos se conocía con el nombre de “El Cielo” pero ante la proliferación de negocios de cantina y de prostíbulos las gentes empezaron a llamarlo “Sodoma”, fue el padre Luis Carlos Jaramillo Arango quien organizo junto a los habitantes del barrio un santuario a la virgen del Carmen y le dio el nombre de barrio El Carmelo, para ello este recordado sacerdote tenia la idea de crear una parroquia y compro un lote al señor Toño Cadavid para construir una iglesia como efectivamente con el tiempo se hizo en el lugar donde actualmente se levanta el hermoso e imponente templo de la parroquia del Carmelo.

EL BARRIO EL CARMELO......HISTORIAS

EL BRRIO EL CARMELO EN LOS AÑOS 50


El barrio el Carmelo en los años cincuenta era un hervidero de gentes y de negocios que iban y venían por las empedradas calles.

El barrio El Carmelo a principio de los años novecientos se conocía con el nombre de “El Cielo” pero ante la proliferación de negocios de cantina y de prostíbulos las gentes empezaron a llamarlo “Sodoma”, fue el padre Luis Carlos Jaramillo Arango quien organizo junto a los habitantes del barrio un santuario a la virgen del Carmen y le dio el nombre de barrio El Carmelo, para ello este recordado sacerdote tenia la idea de crear una parroquia y compro un lote al señor Toño Cadavid para construir una iglesia como efectivamente con el tiempo se hizo en el lugar donde actualmente se levanta el hermoso e imponente templo de la parroquia del Carmelo.

El Carmelo en los años cincuenta era asiento de gran cantidad de negocios especialmente cantinas, recordemos que en ese tiempo llegaban a Ituango gran cantidad de vecinos del municipio de Peque, qué venían a realizar sus vueltas notariales y a la Caja Agraria que destinaba todos los lunes para atender solo gentes venidas de Peque, además muchos Péquenses salían en las ferias (ultimo domingo de cada mes) a vender sus productos en Ituango.

En esos tiempos estaban las cantinas de Gilberto Zapata (la rana),la cantina de Froilan Guerra (floro) que tenia una victrola de moler allí se escuchaban los discos de moda (que le importa al mundo, los ejes de mi carreta y mama vieja), para escuchar esta música había que darle manivela a la victrola y cada 5 discos había que cambiar la aguja (que por cierto parecía una puntilla), José del Rosario Espinosa también tenia su cantina donde se vendía cerveza ,aguardiente y gaseosa nevada, cómo en esos tiempos no había luz ni mucho menos neveras los dueños de los negocios usaban unas canecas con agua donde echaban las cervezas y gaseosas para “enfríalas”.

Se recuerda a don José del Rosario Espinosa por su manera elegante de vestir, pantalón de paño, camisa blanca de manga larga, sombrero de fieltro y zapatos enchalorados siempre brillantes.

Pero el negocio mas famoso y frecuentado en el barrio el Carmelo de los años cincuenta era el grill “el gato negro” propiedad de Oscar Cadavid, este negocio funcionaba las 24 horas, mantenía entre 20 y 30 mujeres todas venidas de Medellín y Yarumal, el grill “el gato negro” tenia motor de luz propia y las mujeres eran cambiadas cada mes.

Clementina Correa tenía también su cantina en su casa y alquilaba piezas.

En esos tiempos entre las mujeres más asediadas eran: Mela, Chavela y la “pate-venao”

En la partida de Peque estaba la cantina de Luís Eduardo Chavarria y en el Requintadero Gelo Muriel y su esposa Trina también tenían un pequeño negocio donde se vendía cerveza y aguardiente.

Chimochenko tenia un negocio a un lado donde hoy esta el templo del Carmelo, allí vendía cerveza y alquilaba piezas a enamorados ocasionales.

Pero en el Carmelo también había tiendas y panadería, en el Alto de doña Chinca esta la tienda de don Ramón Lopera al frente estaba la panadería de los Guerra, más arriba subiendo a mano derecha estaba “la miscelánea” de Marco Tulio Correa y a un lado prestaba el servicio de cuido de bestias.

Don Luís Carvajal tenia una surtida tienda, doña Evangelina Piedrahita tenia en su casa una pequeña tienda,lo mismo que la tienda de Roberto Arango.

Para surtir los negocios de la época fuera de las bestias que llevaban la carga, estaba Pedro Bastidas que subía a sus espaldas la gaseosa y la cerveza

El Carmelo también tenia sus arrieros que vivian en el barrio, sé recuerda a los arrieros Sergio Sepúlveda, Carlos Chavarria (arriero de don Pedro José Piedrahita de Cortaderal) otro que fue arriero en sus años mozos fue Manuel Guerra “man-guerra” don Manuel como arreiro le toco viajar a Medellín con su mulada y llegar al plaza de Cisneros, cómo dato curioso los arrieros Ituanguinos una vez en Medellín se hospedaban en la “Pensión Cundinamarca”.Otro arriero famoso en el Carmelo fue Antonio Maria Pérez que arriaba hacia Guacharaquero,Lomitas-Peque y la Hundida.,también eran arrieros y vivian en el Carmelo, Pacho Zapata, Diego David y José Jaramillo (el negro Maluco) que arriaba para la finca “el retiro” de don Andrés Hincapié

Para tanta bestia caballar no podían faltar “los cuidos”, pesebreras donde las gentes dejaban sus caballos-mulas y allí se les prodigaba todo tipo de cuidados para que estuvieran listas para los largos y penosos viajes, en el Carmelo estaban las pesebreras de don Senen Agudelo, en la partida de Peque esta el cuido de don Porfirio Espinal y don de hoy esta la “manga de los Ciro” era el cuido de don Nicolás López y en esos tiempos se llamaba “la manga de los López”.

Los fines de semana en las cantinas del Carmelo no podían faltar las peleas por lo general a machete, eran peleadores famosos: Julio Sierra (posillo), Kilis López, Arturo Guerra y Arturo Arango.

Como en cualquier barrio del pueblo no podían faltar los “patos” aquellos muchachos que se hacían en las esquinas a realizar pesadas bromas o a jugar cartas, se recuerda a Emilio Alzate (milio cuscas), Toño Vásquez, Pacho Guerra, Darío Sepúlveda (peluco) y los hermanos Villa de “Montarron”.En esos tiempos una manera de diversión eran las carreras de caballos, estás se hacían desde la partida de Peque,se destacaban en esos correteos por las empedradas calles los hermanos Julio y Carlos Sierra

No podía faltar los músicos que animaban las fiestas familiares, José del Rosario Espinosa tocaba el tiple y el violin, Maximiliano Espinosa era un gran guitarrista , igual que Milo Alzate.

Ante tanta fiesta y algarabía que se vivía en el barrio el párroco Luís Carlos Jaramillo abrió el camino que después se convertiría en carretera que va hacia la Hundida, la idea era que las gentes que venían de Peque,Santa Ana,Palo Blanco,Guacharaquero….etc. no entraran al barrio y además organizo el santuario a la virgen del Carmen, dándole al barrio otro estilo de vida, hoy el barrio El Carmelo es uno de los mas grandes y organizados de Ituango,convertido en parroquia con un bonito templo, también es sede de un centro de salud y una cómoda escuela (escuela Juan XXIII)

Historias de guaqueria y entierros de indio en Ituango : Los indios que habitaron las tierras de Ituango se distinguieron en el mundo aborigen americano por los bellísimos trabajos en oro (orfebrería), fueron maestros en la fabricación de pectorales, brazaletes y narigueras.

HISTORIAS DE GUACAS Y ENTIERROS EN ITUANGO

LEYENDAS DE TESOROS EN ITUANGO


HISTORIAS DE GUAQUERIA

Los indios que habitaron las tierras de Ituango se distinguieron en el mundo aborigen americano por los bellísimos trabajos en oro (orfebrería), fueron maestros en la fabricación de pectorales, brazaletes y narigueras.

La riqueza aurífera de los ríos Cauca, la quebrada de Sinitavé, los ríos Sinú y San Jorge, el rio San Agustín,,las quebradas San Sereno,las Animas y San Miguel,brindó al pueblo indígena que habitó la región de Ituango la posibilidad de explotar abundantemente el oro.

Los indígenas que habitaban la región de Ituango, eran los Tuangos, Tuingos y Yutengos, que se repartían el rico territorio Ituanguino, siendo los principales caciques: Teco, Guarcama, Tuatoque, Nabuco, pero el señor de todos ellos y al cual obedecían era el cacique Nutibara, hijo de Anunaibe, que tenía fama de poderoso y dueño de inmensas riquezas. Nutibara tenia la costumbre de recorrer sus dominios sobre andas enchapadas en oro y conducidas por sus vasallos, hermosas mujeres le servían de escalera, su hermano Quinunchú de talla hercúlea, era el más valiente capitán de sus ejércitos indígenas, qué en general eran muy numerosos.

Los indígenas Tuangos ante el acoso de los españoles, guardaron sus grandes riquezas de oro en las sepulturas que han sido llamadas “guacas”.

Los conquistadores españoles saquearon abundantes guacas a lo largo de la depresión de los ríos Cauca y Sinú.

En la segunda mitad del siglo XVI se destacó en estas tierras doña María Centeno a quien también llamaban María Del Pardo, la primera mujer que con una cuadrilla de esclavos se dedicó a explotar el oro en estas montañas antioqueñas, ella vivió entre los años 1568 y 1645, se casó cuatro veces, uno de sus maridos fue don Gaspar de Rodas, conquistador de la región de Ituango y fundador de San Juan de Rodas, su cuarto matrimonio lo celebró cuando tenía setenta años.

María Centeno llego a ser la mujer más rica de Antioquia y sus alrededores, toda su riqueza la consiguió a base del oro, las gentes la fueron convirtiendo en una leyenda, algunos decían que atravesaba el Río Cauca, cabalgando por los aires en una mula negra, cuenta la historia que doña María, ya entrada en años trato de ocultar sus ricos tesoros en parajes difíciles de encontrar, sus mulas cargadas de oro se enfermaron, debiéndose quedar en ese lugar donde escondió cientos de cargas de oro, qué nuestras gentes han buscado desde siempre. Las gentes de la vereda Las Cuatro de Ituango cuentan que sus antepasados contaban que doña María del Pardo, había pasado por allí con sus mulas y que en el camino que va hacia Santa Ana, había escondido sus ricos tesoros.

En la segunda mitad del siglo XIX, cuando empezaron a llega r a esta región, gran cantidad de colonos provenientes desde toda Antioquia, especialmente del norte y occidente antioqueño, muchos de estos se dedicaron a la guaquería, sacando grandes riquezas de las tumbas indígenas.

Varios sitios de Ituango fueron los más apetecidos por los buscadores de guacas: Cenizas, Palo Blanco, Santa Lucía, Pascuitá, la Falda del Río Ituango, Malabrigo, Guacharaquero, el sitio que se conoció en otros tiempos como el filo o colegurre, el territorio donde hoy está el barrio La Plazuela, entre otros, ya que estos eran lugares sagrados donde los indígenas enterraban a sus muertos.

Los descubridores de tumbas contaban numerosas leyendas: repique de campanas, sonidos de instrumentos musicales indígenas, conversaciones y otros.

Se contaba que algunas guacas traían desgracias y maleficios a los profanadores de tumbas.

En la visión de los tesoros de las guacas, las gentes mezclaron las leyendas con los mitos populares, especialmente con la madremonte, la patasola, el mohan y las creencias sobre brujas y duendes.Era un mundo mítico y legendario que se mezcló con la utopía y la realidad de los tesoros escondidos en las guacas.

De acuerdo con las creencias de las sepulturas indígenas “las guacas” alumbraban en determinadas épocas del año. Existe la creencia de que los mejores días para obtener las guacas con riquezas de oro, son el Viernes Santo y el primero de noviembre (día de las ánimas del purgatorio).

En el lugar donde se encuentra la guaca, se ve arder con llama de diferente altura y color. Si las llamas son rojas o amarillas significa “buen oro”; si el color es verde, hay posibilidad de otros elementos preciosos como esmeraldas; y si es azul la guaca solamente contiene huesos y cenizas.

Alrededor de las creencias en guacas, la gente creen en fuegos fatuos o luces fantásticas, qué van señalando la existencia de entierros y sepulturas.

Nuestros campesinos acostumbraban el Viernes Santo salir a observar hacia aquellos lugares que según las creencias ardían a eso de las doce de la noche, las gentes aseguraban que era común ver en Pascuitá y Palo Blanco, lugares ardiendo en llamas, las gentes señalaban el lugar y al otro día salían en busca del ansiado tesoro.

En la historia de Ituango se cuenta que a principio de los años 40 el sacerdote Luis Carlos Jaramillo Arango se empeñó en construir un santuario a la virgen en la parte alta del municipio, qué después se llamaría La Plazuela, para estos trabajos se utilizaban los presos municipales, resulta que un día en la esquina donde vive don Benjamín Correa, al estar cavando los presos-trabajadores toparon con una tumba de indio donde encontraron fuera de restos humanos, un gran tesoro todo en oro, éste fue utilizado para la terminación de la naciente obra.

En el Ituango de otros tiempos, sus primeros habitantes guardaban su riqueza en monedas de oro (morrocotas y libras esterlinas), las gentes no contaban con bancos o cofres de seguridad, entonces la forma de guardarlo era enterrándolo (de hay su nombre, entierro) ya fuera en la tierra, en una tapia, a la orilla de un camino, debajo de la raíz de un árbol que a la vez servía como seña, en muchos casos la persona fallecía y se llevaba a la tumba el secreto, lo cual llevo a que esta tierra fuera rica en entierros, se conocen muchos casos de Ituanguinos que de un momento a otro han cambiado su vida después de encontrar uno de estos tesoros contaban historias de Ituanguinos que escondían sus tesoros y al fallecer supuestamente quedaban “espantando” fue el caso en la Granja de Ángela Restrepo y Nicolás Bedoya

Al frente de la escuela Antonio Jota Araque en la carrera Santander cuando se estaban construyendo unas casas fue encontrado un rico tesoro representado en gran cantidad de monedas de oro(esterlinas); cuando se construyó la actual escuela de Palo Blanco, en las excavaciones se encontraron varios objetos de oro de origen indio, en la falda del río se han encontrado a la orilla del camino varios tesoros en oro, en el lugar donde hoy esta parte del comando de policía de Ituango y un conocido salón de billares, en los años setenta se encontró un rico entierro en oro, propiedad de un rico Ituanguino que por muchos años tuvo su almacén y en él una compra de oro.

En los años setenta los trabajadores del municipio de Ituango que realizaban unos trabajos en el sitio que se conoció como Cole-Gurre, creyeron haber encontrado una guaca de indio al encontrar unas pesadas vasijas de barro, fue tal la algarabía, que inmediatamente la noticia se regó como pólvora, ante lo cual el alcalde de la época bajó hasta el sitio donde estaban las vasijas de barro, el señor burgomaestre ordenó que las vasijas fuesen llevadas a la alcaldía al tercer piso donde estaba su despacho, las puertas de la alcaldía fueron cerradas, mientras en la plaza de Ituango se reunía gran cantidad de gente esperando que los recipientes fueran abiertos.

En el despacho del alcalde todo era nerviosismo, acompañado del jefe de obras de la época y su secretario se decidieron con un golpe de martillo abrir las 5 pesadas vasijas y cual sería la desilusión al encontrar sólo ceniza, algunos huesos y cientos de monedas de centavos de los años ochocientos.

Según la creencia cuando se encuentra un tesoro y hay mucha gente y con ello la envidia, éste se convierte en ceniza. Para que aparezca el oro en estos casos no puede haber envidia.En La Granja las gentes buscaban los “entierros de Alicia García y Gelo Patiño”, en Pió Décimo buscaban el entierro de Kiko Suárez y en La linda por Chontaduro buscaron y todavía se busca el entierro de Isaías Piedrahita.

Pero quizás el entierro con mas oro que buscaron por muchos años en Ituango fue el entierro de Polito Cifuentes (Apolinar de Jesús Cifuentes Macias) quien falleció en Ituango a la edad de 111 años en 1972, había nacido en 1861, Polito fue un rico hacendado en el Ituango de principios de los años novecientos, como jefe político del partido liberal, logró que solo a él se le dieran permiso para comprar oro en Ituango y Peque, entré los años 1930 y 1946,cuando Colombia era gobernado por este partido político (lo que se llamo la republica liberal).Cuentan que el entierro de Polito era transportado en 8 mulas, con una carga de unos 100 kilos por mula (800 kilos de oro).

Fueron muchos los sitios donde las gentes buscaban el entierro de Polito Cifuentes:la finca La Manga (arriba de la partida de Peque aun lado de la quebrada del Naranjo, también se decía que estaba en una casa de la Calle Ituango donde Polito, pasó sus últimos dias,finalmente el entierro de Polito nadie lo logro encontrar en Ituango a pesar de personas que gastaron noches enteras siguiéndole la pista, dicen que Polito lo dio a guardar un señor de apellido Guerra de Peque, qué lo habría enterrado por los lados de la vereda Montarron (limites de Ituango y Peque)

En el alto de La Ceja (ubicado a un lado del aeropuerto La Providencia), los arrieros Ituanguinos hablaban de que allí espantaban y en las noches veían luces y se aparecía la silueta de una cabeza de indio, los que salían a buscarlo sentían abrir una puerta de golpe y era tanto el susto que no había forma de resistir el miedo y se abandonaba la empresa. En este sitio del alto de La Ceja donde las gentes dicen que está el tesoro, es una peña y en lo alto de la montaña hay una cueva donde nadie ha podido entrar, dicen que en la cueva está el tesoro que es cuidado por una enorme serpiente, claro que hay otros que aseguran que parte del tesoro ya fue encontrado.

Otros sitios de sepulturas de indígenas en Ituango y donde hay asientos son: Lomitas el Turco, Agua Linda y Santa Lucía

En la época de la violencia política entre liberales y conservadores se cuenta la historia de un sacerdote que venía de Peque con una custodia de oro a fin de llevarla a Ituango, al pasar por el filo de Buena Vista, donde ya se divisa Ituango, vio gente y pensó que se la podían quitar, entonces en el filo de Buena Vista decidió enterrar la custodia de oro macizo y siguió su camino hasta Ituango, cuando regresó a buscarla no la encontró, desde esa época sus habitantes ven luces en las horas de las noches y escuchan quejidos, las gentes en la época del viernes Santo buscan la custodia.

En la finca del Recreo que fue de la Parroquia, don Antonio Piedrahita era dueño de un potrero donde pastaban sus bestias, la s gentes que bajaban por el camino hacia la finca La María decían que allí espantaban al ver una luz que hacía un recorrido y se asentaba en un llano llamado el potrero los asientos, a veces veían un niño sentado en una piedra a la entrada del mencionado potrero; alguien que pasaba por ese lugar en su mula sintió que ésta se asustó y el animal paró sus orejas decidida a no seguir, el hombre se bajó de la bestia levantó la piedra y allí encontró gran cantidad de morrocotas de oro.

En Ituango los habitantes del barrio la Plazuela decían ver a las doce de la noche una luz que bajaba y se asentaba donde hoy esta el coliseo Jaidukamá, más exactamente donde había un palo de zapote, fueron muchos los que se desvelaron con barra, pala y pica buscando ese entierro.Don Lino Marín rico Ituanguino tenia fama de haberse encontrado varios entierros.

En Santa Rita, las gentes que pasaban por Santa Rita Vieja en las partidas del camino que va hacia San Juanillo, decían que en las horas de la noche se les atravesaba un torito que les impedía el paso y hacía devolver al caminante, alguien que iba a pie al ver el animal no se asustó sino que por el contrario le hizo frente, el animal desapareció y en su lugar el hombre vio que algo brillaba, lo recogió y lo echó en su costal, siguió su camino, cual sería su sorpresa al otro día cuando revisó el objeto encontrado, vio que era un muñeco de oro macizo.Santa Rita ha sido tierra rica en oro,inclusive su fundacion se debe a la presencia del precioso metal,gentes que llegaban en busca de fortuna,la mina principal de Santa Rita es Santa Rita vieja,donde la mina es de veta,mas exactamente en el sitio llamado Cerritos. Pascuitá es un término indígena, dado que antiguamente fue sede de poblados de asentamiento de aborigenas, de cuya cultura aún existen vestigios, tumbas subterráneas y patios de indios, se comenta que en cercanías al poblado, se han hallado en un lugar denominado -Sepulturas-, argollas de oro y otros objetos de origen indígena.

La loma de Pascuitá sé caracteriza por tener unos terrenos ondulados y secos, circundados por los ríos Cauca e Ituango. Al frente aparece el imponente cerro de Umagá, completamente deshabitado, perteneciente a la vereda de San Luis. Al parecer allí existe un tesoro encantado, en la parte mas alta hay una ciénega, allí los indígenas celebraban sus ceremonias religiosas, que incluían el baño de su cacique ataviado por relucientes joyas de oro macizo.

Ituango ha sido una región rica en oro tanto de veta como de aluvión, en la región de Santa Rita, la quebrada de Sinitavé fue y es rica en el preciado metal, en esa región minas como Santa Juana y Los Tiestos (esta mina fue por muchos años de Berto Cuervo) fueron muy explotadas en otros tiempos.

En el año de 1938 según una monografía que publicó Pilsen Cervunión, en ese solo año en Ituango se avisaron 64 minas (es decir se denunciaron ante la autoridad competente).

A principio de los años setenta Ituango fue visitado por un helicóptero que aterrizaba en el patio de la escuela Antonio Jota Araque, con varios extranjeros interesados en una mina de oro ubicada en la quebrada del Naranjo, ésta mina fue descubierta y denunciada por el señor Aníbal Bermúdez, después de varias visitas de los extranjeros y de los análisis de suelos se llego a la conclusión de que la quebrada del Naranjo era rica en el preciado metal, pero parece que una falla geológica que allí se encontró no permitió su explotación, desde esa época se quedó el dicho entre las gentes de Ituango “tiene mas oro la mina de Bermúdez”.

Ituango fue un municipio minero, muchos de los comerciantes de la plaza tenían sus grameras y los domingos compraban el oro a los campesinos, comerciantes como don Ricardo Betancourt y Adolfo Trujillo, tenían sus compras de oro, en Santa Rita compraban oro: mellizo Chaverra, Juan Builes y Oscar García,En La Granja don Millo Jaramillo compraba oro, inclusive el municipio de Ituango hasta hace muy pocos años tenia código de compra registrado en el Banco de la República, lo que le permite a los municipios productores de oro, recibir regalías. (Sería bueno volver a la producción de oro, pues las minas siguen ahí). Sitios como la quebrada de Pená es rica en oro y los habitantes de esa región en los limites con Peque, tenían su batea y de ello vivían, en la historia más reciente de Ituango, en los años noventa se estuvo explotando una rica mina de oro en las vegas del río Cauca, inclusive se abrió un camino carreteable que bajaba por la finca el Líbano, ubicada en la mitad de la loma que de Pescadero va hacia los Galgos, su explotación se suspendió por que hubo un accidente (El Cauca se trago una chalupa con motor fuera de borda) y el orden público de la época también influyó para que se suspendieran los trabajos, ésta mina se llama “Sardina”

Otras minas famosas en Ituango fueron la mina del Socorro (arriba de La Granja) en la quebrada que lleva el mismo nombre, por Pascuita en Mal Paso estaba la mina Bencenuco,en los limites de Ituango y Taraza están las minas del río Man,en el río San Agustín esta la mina del “Guaimaro” por la América (Santa Rita) estaba lamina de “Chupa-Caña”,este es un cerro y el oro es de veta.

Los antiguos Ituanguinos tenían el siguiente dicho: “Mujeres, Mulas y Minas,ni el putas las adivina”

En el museo del oro en Bogotá hay varios objetos de oro encontrados en Ituango, entre ellos hay exhibido una especie de imitación de un cuadrúpedo (caballo) y una leyenda que dice: “Encontrado en la hacienda San Juan de Rodas de Ituango-Antioquia”.

Son muchas las leyendas que nuestras gentes cuentan sobre entierros, luces y explotaciones de oro en la rica región de Ituango.

Uno de los barrios mas queridos y tradicionales de Ituango,es sin lugar a dudas La Plazuela, dice la historia que cuando llegaron los conquistadores a nuestro territorio (Gaspar de Rodas, Francisco Cesar) ,el territorio de lo que es La Plazuela y sus alrededores era un cementerio indígena, púes nuestros indios escogían lugares altos y con buena divisa para enterrar a sus deudos, ah si transcurre la historia de nuestro pueblo y lo mas seguro es que a principio de los años novecientos y finales de los años ochocientos La Plazuela era una finca que quedaba muy lejos de la plaza del naciente pueblo.Fue en el año de 1938,cuando el recién ordenado sacerdote Luis Carlos Jaramillo Arango, tuvo la idea de construir allí una plazuela en honor de la Virgen de las Misericordias, para ello el joven y fogoso sacerdote, organizaba convites con los estudiantes de la escuela y los reclusos de la cárcel municipal y con todos los que quisieran ayudaría que el terreno que era propiedad del municipio, pero tenia gran cantidad de montículos y lagunas,inicialmente el padre Jaramillo, hablaba a los jóvenes de la época animándolos a que trabajaran duro en la explanación,ya que allí construirían un campo de balón (Futbol).


EL BARRIO LA PLAZUELA DE ITUANGO




Uno de los barrios mas queridos y tradicionales de Ituango,es sin lugar a dudas La Plazuela, dice la historia que cuando llegaron los conquistadores a nuestro territorio (Gaspar de Rodas, Francisco Cesar) ,el territorio de lo que es La Plazuela y sus alrededores era un cementerio indígena, púes nuestros indios escogían lugares altos y con buena divisa para enterrar a sus deudos, ah si transcurre la historia de nuestro pueblo y lo mas seguro es que a principio de los años novecientos y finales de los años ochocientos La Plazuela era una finca que quedaba muy lejos de la plaza del naciente pueblo.Fue en el año de 1938,cuando el recién ordenado sacerdote Luis Carlos Jaramillo Arango, tuvo la idea de construir allí una plazuela en honor de la Virgen de las Misericordias, para ello el joven y fogoso sacerdote, organizaba convites con los estudiantes de la escuela y los reclusos de la cárcel municipal y con todos los que quisieran ayudaría que el terreno que era propiedad del municipio, pero tenia gran cantidad de montículos y lagunas,inicialmente el padre Jaramillo, hablaba a los jóvenes de la época animándolos a que trabajaran duro en la explanación,ya que allí construirían un campo de balón (Futbol).

En medio de estos convites, los reclusos de la cárcel municipal encontraron en la esquina donde hoy esta la casa de la familia Correa Restrepo,un entierro de indio, él cual ayudo a la construcción y terminación del santuario de la virgen de las Misericordias, fue así como en el año de 1940,fue encargada la imagen a Medellín, esta fue vaciada toda en cemento, lo cual la hizo muy pesada y por consiguiente muy dificultoso el transporte hasta Ituango,este se hizo en turegas y tardo varios dias,pero pudo mas la tozudez del joven Luis Carlos y por fin en septiembre de 1941 fue inaugurada con toda la pompa este santuario a la Santísima virgen y se le dio el nombre de Plazuela de nuestra señora de las misericordias, desde hay los Ituanguinos empezaron a llamar aquel sitio como la Plazuela.

En los años treinta, la única casa que había allí era la del señor Francisco Roldan Vargas, esta era de tapia y estaba ubicada en al esquina donde viven las familas Espinosa González y Montoya Rengifo.Después de la casa había una tapia que seguía hasta la esquina donde viven los Correa Restrepo (don Benjamín),allí había una puerta de golpe, para entrar al potrero del señor Roldan, él cual bajaba hasta la calle Ituango,para lindar con la propiedad que fue de don Alberto Bustamante, más exactamente donde hoy esta el coliseo Jaidukama.

El señor Francisco Roldan era dueño de todo el terreno donde hoy esta la urbanización Javier Trujillo Palacio y alrededores, lo que es la carrera Jordán no existia,de la calle Ituango hacia arriba,habia solo un pequeño y estrecho camino, para llegar al propiedad del señor Roldan, cuándo el padre Jaramillo empezó a construir La Plazuela, Este camino se amplio para dar paso a lo que conocemos como carrera Jordán y que el concejo municipal de Ituango en los años 50 le dio el nombre de avenida Luis Carlos Jaramillo, púes fue este hombre el que prácticamente la hizo

El señor Roldan en su potrero tenia vacas de leche las cuales ordeñaba y las gentes de la plaza mandaban a comprar la leche donde don Pacho Roldan.

Una vez construida la Plazuela de la virgen, él padre Jaramillo encomendó a don Carlos Morales (la gran mayoría de las casas antiguas de ituango y de tapia fueron construidas por este hombre) la construcción de una casa en donde hoy esta el colegio diocesano, la idea era que allí funcionará un albergue para niñas de escasos recursos del campo Ituanguino,para que pudieran estudiar y preparasen para la vida , también don Carlos Morales empezó la construcción de lo que conocemos como la casa de San Roque (donde hoy esta el hogar bebitos) y así se le empieza a dar vida al naciente barrio.

En los años 50 el municipio se hace a lo que fue la propiedad de Francisco Roldan y encomienda a don Carlos Morales la construcción de las primeras casas de tapia en la parte inferior de la Plazuela, estás casas se empezaron a construir en el año de 1955 y a principio de los sesenta el Municipio de Ituango empezó a adjudicarlas a familas de Ituango que no tuvieran vivienda

En el año de 1967, las familias que habitaban la Plazuela eran en la parte de abajo estaban los Espinosa Gonzáles, luego seguían los Montoya Rengifo,los Gallo Machado, los López David, Gomes Palacio, y Correa Restrepo.

Al frente estaba la primera tienda que existió en la plazuela donde hoy esta Sigifredo,esta tienda era propiedad de Pedro Julio Monsalve, hijo de don Luis Monsalve y doña Ester Macias, aun lado vivía doña Anita Gutiérrez, mamá de Mariano Ospina,hacia arriba en la esquina estaban los Ortega Cardona, seguía don Bernardo Arango,Toño Rengifo,La señorita Carlota Zuleta,en la otra esquina Vivian los Cifuentes Cataño,al frente vivía Mela (donde hoy esta la heladería Las Colinas),seguían los Cardona, luego estaba la casa de San Roque que en ese tiempo servia de albergue a los trabajadores dé la nación, allí Vivian los López, luego estaban los Gutiérrez Jaramillo y en la esquina los Bedoya Porras, diagonal estaba el Refugio de niñas, él cual era dirigido por las hermanas de la eucaristía y como superiora estaba la inolvidable hermana Berenice de la Eucaristía, la cual fue muy querida entre las gente dé la Plazuela.En la esquina de abajo (donde hoy esta la cancha de micro del colegio diocesano) vivía don Tomas Zuleta y su familia, ya al final de los años sesenta y principio de los setenta el municipio empezó a construir otras casas por la parte de atrás y llegaron familias como los Morales Espinal, cortines Henao, Marín Ramírez,Agudelo Mazo, Gonzáles Velilla, los Moreno y en la esquina los David.

A principio de los Ochenta se crea la parroquia del Carmelo, la cual funciono inicialmente en La Plazuela, dónde hoy esta el Colegio Diocesano, siendo su primer párroco el padre Ernesto Gómez, mientras se construía el actual templo parroquial en el barrio el Carmelo, en un terreno que se conocía como la chapilla adquirido por el padre Luis Carlos Jaramillo al señor Toño Cadavid, para tal fin a finales de los años 50.

Hoy el barrio La Plazuela esta mas lindo que nunca, lleno de negocios, hermosa arborización y lo que fue en los años treinta un alejado paraje de la plaza,es hoy uno de los lugares mas bonitos de nuestro municipio, gracias al espíritu visionario del padre Luís Carlos Jaramillo Arango

lunes, 30 de mayo de 2016

Historias de Ituango

HISTORIAS DE ITUANGO

EL CURA SIN CABEZA.Contaban en Ituango que en los años 50 y 60 cuando no habia luz en el pueblo y altas horas de la noche en el cruce d de la carrera madrid con calle santander mas exactamente donde hoy esta la escuela Antonio J Araque,aparecia un cura con rigurosa sotana negra y un vistoso cleiderman,pero este cura no tenia cabeza, le daba la vuelta a la actual escuela y se entraba a un salón de clases que existió en la parte alta de dicho establecimiento,alli se perdía el cura.
Cuenta la historia que en el lugar donde hoy se encuentra la escuela Antonio J,antes fue la casa del padre Madrid, un sacerdote que construyo una amplia y gran casa en ese lugar, la casa era enchambranada,con amplios corredores y bien cuidados jardines, esta casa fue derrumbada para dar paso ala actual construcción de la actual escuela Antonio J,esto ocurrió en 1966,esta casa por muchos años se llamo la casa del padre Madrid

EL RATONCITO Y DON ALFONSO BEDOYA

Don Alfonso Bedoya,fue un comerciante muy conocido y honorable de Ituango en los años 50,60 y 70;tenia su tienda en el marco principal de la plaza principal y llego a ser la tienda mas surtida del pueblo junto a la de Martín Tobon en el Chispero.
Don Alfonso tenia fama de no ser muy amplio, un mañana al abrir la tienda,se encontró en la trastienda con un ratón que tenia asolada la tienda desde tiempo atrás,dañando bultos de maíz, cajas de galleta, en fin dañaba todo lo que encontraba, don Alfonso que desde hacia días lo estaba buscando para cobrarle los daños que estaba haciendo, cogió una escoba,la levanto y cuando ya le iba a dar con ella,el ratoncito en tono suplicante le dijo “don Alfonso por favor no me vaya a matar, que yo no he hecho nada”,como que no has hecho nada mira como tienes los costales del maíz y las cajas de saltines,hace mas de 6 meses que te estaba buscando y ahora me dices que no has hecho nada, cuando te encuentro precisamente en el lugar de los hechos.
El ratoncito muy asustado le respondió “ Don Alfonso se lo juro que yo no he sido, es cierto que usted me encontró aquí, pero lo que pasa es que yo vengo a dormir aquí a su negocio” ,bueno entonces de que vives ,donde comes, mira todos los daños que me has hecho, “por eso don Alfonso yo duermo aquí en su negocio pero me alimento donde don Aurelio”,don Aurelio Posada era otro comerciante que tenia su tienda al lado de la de don Alfonso.

LOS PRIMEROS RADIOTELÉFONOS EN ITUANGO

Cuando en Ituango a principio de los años 80 pusieron los primeros radioteléfono, fue toda una novedad y en casi todas las fincas y negocios respetables del pueblo, instalaron su radio-teléfono el cual funcionaba con una central en Ituango y allí se pedía la comunicación con la persona con la que se quería hablar.
Horacio Zapata puso uno en su finca en Pascuita y don Luis Betancourt también coloco otro en su farmacia Moderna ubicada en la plaza principal de Ituango.Horacio que ya conocía esos aparatos, le dijo a su amigo Luis que por allí no se podía hablar mucho pues lo que uno decía lo escuchaban todos los que tenían el sistema, lo mejor era hablar en clave cuando era algo delicado, por esos días en Ituango hubo varios muertos y don Luis llamo a Horacio a Pascuita y siguiendo las indicaciones de su amigo le dio la noticia de la siguiente manera “Horacio anoche pum pum 4”

EL JUEGO DE LA MONEDA EN ITUANGO.
En los años 60 en Ituango una de las diversiones era reunirse en las cantina y cafés a jugar dinero para eso se inventaba todo tipo de juegos, uno de ellos consistía en que cada jugador ponía una moneda sobre la mesa y a la primera moneda que se le asentaba una mosca ese era el ganador, reunidos en el café de Raúl Correa en el chispero apostaban don Nicolás lopes,el propio Raúl y Julio Giraldo conocido jugador y quien tenia fama de ser muy tramposo en el juego, resulta que la mosca solo se asentaba en al moneda de Julio, así jugaron toda la tarde y Julio siempre ganaba hasta que se dieron cuenta que era que sin que se dieran cuenta por dentro de su ruana metía la moneda y por entre sus pantaloncillos untaba la moneda de materia fecal ,lo cual lo llevaba a que siempre ganara
LAS HISTORIAS DE BULTO FEO FAMOSO COTERO
En los años 1950 cuando la carretera de ituango llegaba solo hasta el valle, era famoso en ituango bulto feo,hombre fortachon y de una gran fuerza que se ganaba la vida, cargando a sus espaldas maletas,  y todo tipo de equipaje para los viajeros hacia Medelllin y del Valle se regresaba con alguna mercancia que fuera para los diferentes comerciantes que en esos años habia en Ituango, ademas bulto feo era experto en llevar enfermos en silleta ( esta era una taburete ) de Ituango hasta el Valle o viceversa por lo que cobraba 10 pesos que era mucha plata para la epoca pero era el único que era capaz de hacer semejante viaje con una persona a las espaldas, resulta que un dia llego bulto feo a la bodega del valle con una señora muy enferma que iba hacia medellin, había salido de Ituango a la 1 de la mañana y llego al Valle a las 3 de la tarde con la señora en la silleta,bulto feo descargo y cobro los 10  pesos y como tenia afan de regresar a Ituango averiguo en la bodega de pacho abel roldan que carga había para llevar ydon pacho le dijo " bulto lo unico que hay para llevar es un cemento para Martín Tobon, pero esto es muy pesado, claro que Martín te paga en Ituango por cada bulto 5  pesos" después de pensarlo un poco bulto feo dijo " don pacho yo no pierdo el viaje, no me voy a ir vacío pa Ituango alce me dos bultos de cemento yo me gano otros 10 pesos" salio bulto feo a las 5 de la tarde con dos bultos de cemento para Ituango y llego a las 6 de la mañana con la carga al pueblo

Casa de la cultura Nelson Acevedo de Ituango


La Historia del tigre de Ituango

Transcurría principio de los años 80 cuando las gentes de Santa Rita,El Aro, la Granja y Pascuita, sé empezaron a preocupar con la aparición dé un enorme tigre en esas tierras, primero eran solo rumores, que había un tigre pero nadie lo veía, parecía solo producto de la imaginación, pero cuando en muchas fincas se empezaron a desaparecer reses,mulas, las gentes de la región se empezaron a preocuparse, hablaban que en el Aro había matado a un viejito, después de una reunión de los finqueros de la región se llego a la conclusión de que había matado mas de 100 reses y unos diez animales caballares, era tanto el miedo, qué las gentes bregaban a no quedarse hasta tarde de la noche por miedo a este feroz animal, los finqueros de la región decidieron contratar a un señor de Riosucio que decían que sabia cosas,el señor viajo a Pascuita y allí se estuvo 15 días tratando de localizar que clase de animal era el que estaba asolado la region,después de varios días el supuesto brujo, les dijo a las gentes de la comarca que no había ningún tigre, qué el animal que estaba azotando sus bestias era un perro que estaba remontado y que se había vuelto salvaje, por el trabajo el supuesto brujo cobro en ese tiempo 500.000 pesos que pagaron entré varios finqueros de Pascuita.




Un día Oscar Correa (Pegote),venia de Santa Rita hacia Pascuita en su mula, arriando unos marranos por el camino viejo, cuándo sintio que su mula paro las orejas y empezó a relinchar,los marranos empezaron a chichar,Oscar se preocupo,por entre el monte sintió las pisadas del tigre,Pegote,saco su revolver he hizo tres tiros al aire,lo cual ahuyento el feroz animal.



El tigre, siguió haciendo sus travesuras, los animales siguieron despareciendo de muchas fincas de la región,las gentes seguían preocupadas,en Pascuita, la Granja y Santa Rita, las mamas intimidaban a sus hijos, con expresiones como,!Cuidado te sale el tigre!

Cundió el rumor ese día en las horas de la mañana que el tigre había sido visto en la parte alta de Pascuita ,por la Cumbre en un sitio llamado La Laguna, los hermanos Luis Bernardo y Oscar Correa,que habían sido perjudicados con las fechorías del animal, alistaron dos escopetas “Mellizas”marca Remington,ademas de sus revólveres personales, sé prepararon como si fueran para la “Guerra” y cerca de donde las gentes decían haberlo visto construyeron en un palo alto (Guamo) un especie de parapeto donde se pudieran subir a esperar al fiero animal con sus armas, una vez listo el parapeto,le amarraron a unos diez metros de donde ellos estaban un machito viejo (Carnada),eran las dos de la tarde y caía una pertinaz lluvia cuando los hermanos Correa se subieron al rudimentario andamio, cómo siempre sentían miedo además de sus defensas, llevaron 5 botellas de aguardiente, para calmar sus impulsos.

Los hermanos Correa Duque en medio de la lluvia, empezaron a esperar que el tigre arrimara a buscar el machito que le habían amarrado, allí en medio de los aguardientes y de la tensión, empezó a caer la noche, seguía lloviendo, ya el aguardiente se les estaba acabando, faltando 10 minutos para las ocho de la noche, era una noche de luna, cuando sientieron que el animal se acercaba, lo dejaron que se empezara a comer el machito, los hermanos Correa se habían amarrado una cabuya, para que cuando uno disparara el otro también lo hiciera y así fue los dos dispararon a la vez,el tigre salto de manera tal que los hermanos Correa pensaron que los alcanzaba,al caer el animal al suelo ya herido corrió hacia abajo unas dos cuadras, hasta darse con el tronco de un enorme arbol,los hermanos sabían que lo habían herido pero no se atrevían a bajarse, esperaron unos 20 minutos y por fin se decidieron a descender de el parapeto,con una linterna empezaron a deslizarse por la trocha que el tigre en el desespero había abierto, la linterna los llevo dos cuadras ,donde encontraron al animal frente al enorme tronco,al llegar solo movía la cola,a esa hora de la noche fueron buscar varios arrieros de la region,para que les ayudaran a sacar el animal ya muerto, cortaron unas varas y como en un especie de Turega y unos costales ,subieron el animal hasta la Cumbre donde Pegote, tenia un negoció, allí llegaron a la madrugada, ya en la región se había regado la noticia de que habían matado el tigre que estaba haciendo tanto daño en Pascuita y alrededores.

El tigre fue llevado a Ituango en un camión tres y medio, llegaron a Ituango a las dos de la tarde,en el pueblo ya sabían la noticia y lo estaban esperando en lo que conocemos como la salida para La Granja,el tigre fue bajado en la tienda de Don Suso Posada,para pesarlo en la bascula, pesó 8 arrobas menos tres kilos (197 Kilos) fue tanta la gente que se aglomero, qué tuvieron que sacarlo de allí pues el tumulto estaba dañando el negocio de don Suso,lo pasaron para una gallera que había al frente, que era de Mario “Rentas”, allí iban las gentes de Ituango a verlo y a tomarsen fotos con el enorme animal, los hermanos Correa,tomaron la decisión de donarlo a la escuela Antonio J Araque,para que lo envalsamaran,pero desgraciadamente fue mal arreglado y se pudrió, teniendo que votarlo, sé conservo solo la cabeza, que fue exhibida por muchos años en dicha escuela (Seria bueno saber si la cabeza esta todavía allí).

Esta es la historia verdadera de cómo dos hermanos Ituanguinos cazaron este enorme animal, qué estaba haciendo de las suyas en esta región de Ituango, las gentes hablan del “Tigre de Ituango”, convirtiéndolo en una leyenda, hay fotos que recuerdan ese momento, sería bueno, qué nuestros pintores Ituanguinos lo plasmaran en sus pinturas. Así como a la entrada de municipio de Amalfi hay una estatua del tigre (del cual no hay ni siquiera una foto),en nuestro pueblo se le debería hacer una monumento como símbolo de la diversidad de la fauna de nuestro pueblo y la pujanza de las gentes de Ituango
Esta historia tiene por fin recordar un episodio que sucedio en Ituango pero a la vez un llamado para que se proteja en un futuro estos animales

domingo, 29 de mayo de 2016

Soy pascuiteño de cepa Soy antioqueño, ese es mi orgullo El sol alumbró mi cuna Y en noches claras muchos cocuyos Nací campesino al fin De ancestro pobre y alma de macho, De un corazón noble y puro, De tierra fértil y hombres verracos.

SOY PASCUITEÑO

Pascuiteño:


Soy pascuiteño de cepa

Soy antioqueño, ese es mi orgullo

El sol alumbró mi cuna

Y en noches claras muchos cocuyos



Nací campesino al fin

De ancestro pobre y alma de macho,

De un corazón noble y puro,

De tierra fértil y hombres verracos.



Tengo en el alma

Sueños mejores

Siembro arracacha que fue el ejemplo

Que me enseñaron viejos mayores



Cultivo ahuyama

En tierra caliente

Y en vez de agua para la sed

Tomo aguardiente



Tengo un anhelo de muchos años

Y esa es mi vida

Y a contar las estrellas

Pongo en las noches la negra mía.

POESIA A MI REGRESO MI REGRESO : ITUANGO Qué cambio!... ya ni la laguna existe... Ya no pasta el ganado en los potreros. En profusión se ve por todas partes La salvia y el manrubio y el helecho. Todo tiene sabor de dichas muertas, Todo tiene color de sueños viejos... Todo es tristeza, olvido y abandono,

POESIA A MI REGRESO

MI REGESO


POR: ROBERTO CALLE CALLE

(HERMANO DE LAESCRITORA ITUANGUINA ELISA CALLE C)



Qué cambio!... ya ni la laguna existe...

Ya no pasta el ganado en los potreros.

En profusión se ve por todas partes

La salvia y el manrubio y el helecho.

Todo tiene sabor de dichas muertas,

Todo tiene color de sueños viejos...

Todo es tristeza, olvido y abandono,

Despojos, añoranzas y recuerdos...

La casa esta desierta, desolada,

No hay arboleda, ni jardín, ni huerto;

El cerco se cayó,lleno esta el patio

De malva, dé altamisa y de mastuerzo.

Los pájaros no alegran la mañana...

-también parecen de dolor enfermos-

no se oyen los mugidos de las vacas,

ni ladra en el portón el noble perro.

No se oye ya en vueltas del camino

El grito,ni el cantar de los arrieros.

Nadie pide posada en nuestra casa...

Adiós!!! Grita el que pasa y sigue serio.

Al corredor no llegan los gorriones,

Las colmenas no están en el alero;

Las arañas sí tienen sus telares

En todos los rincones y en el techo...





No se oyen por las noches los peones

Con sus canciones espantando el sueño...

Tan sólo el búho lanza en la montaña

Su grito presagioso y agorero.

De la “vieja” la voz ya no se escucha...

No se oye ni el rosario, ni el “ángelus”...

Todo tiene frialdad de sepultura,

Mutismo y soledad de cementerio.



El tiplecito “amigo” ya no cuelga

Del clavo...en el rincón de mi aposento;

Recorro con la vista las paredes....

y...siento angustia cuando no lo veo.

No sabes tú la falta que me hace,

Ese leal y noble compañero....

Ya no puedo romper como en antaño,

El imponente y nocturnal silencio.



Y no tengo la dicha de esperarte

Como en las vacaciones de otros tiempos....

Porque el destino es cruel y muy voluble.

Y todo en esta vida es pasajero.

Hoy no tengo ilusiones, ni esperanzas

Me encuentro laso y de nostalgia lleno...

En esta soledad todo me abruma.



Todo me brinda sinsabor y tedio.

El alma tengo llena de pesares,

Pletórica la mente de recuerdos...

Quisiera no seguir hacia delante...

Pero...qué hacer! Si así Dios lo ha dispuesto.



Comprende que el lugar de nuestra infancia

Ha cambiado del todo, está desierto;

Sólo hay en él tristeza y abandono,

Despojos, añoranzas y recuerdos....

Recuerdos d ela finca el Libano en Ituango

  Liliana Maria Garcia Ortiz   Pues yo también tengo muchos recuerdos de esa finca se llamaba finca el Líbano y yo vivía el mote digamos en ...