jueves, 11 de febrero de 2016

Historias de Ituango

HISTORIAS DE ITUANGO

EL CURA SIN CABEZA.Contaban en Ituango que en los años 50 y 60 cuando no habia luz en el pueblo y altas horas de la noche en el cruce d de la carrera con calle mas exactamente donde hoy esta la escuela Antonio J Araque,aparecia un cura con rigurosa sotana negra y un vistoso cleiderman,pero este cura no tenia cabeza, le daba la vuelta a la actual escuela y se entraba a un salón de clases que existió en la parte alta de dicho establecimiento,alli se perdía el cura.
Cuenta la historia que en el lugar donde hoy se encuentra la escuela Antonio J,antes fue la casa del padre Madrid, un sacerdote que construyo una amplia y gran casa en ese lugar, la casa era enchambranada,con amplios corredores y bien cuidados jardines, esta casa fue derrumbada para dar paso ala actual construcción de la actual escuela Antonio J,esto ocurrió en 1966,esta casa por muchos años se llamo la casa del padre Madrid

EL RATONCITO Y DON ALFONSO BEDOYA

Don Alfonso Bedoya,fue un comerciante muy conocido y honorable de Ituango en los años 50,60 y 70;tenia su tienda en el marco principal de la plaza principal y llego a ser la tienda mas surtida del pueblo junto a la de Martín Tobon en el Chispero.
Don Alfonso tenia fama de no ser muy amplio, un mañana al abrir la tienda,se encontró en la trastienda con un ratón que tenia asolada la tienda desde tiempo atrás,dañando bultos de maíz, cajas de galleta, en fin dañaba todo lo que encontraba, don Alfonso que desde hacia días lo estaba buscando para cobrarle los daños que estaba haciendo, cogió una escoba,la levanto y cuando ya le iba a dar con ella,el ratoncito en tono suplicante le dijo “don Alfonso por favor no me vaya a matar, que yo no he hecho nada”,como que no has hecho nada mira como tienes los costales del maíz y las cajas de saltines,hace mas de 6 meses que te estaba buscando y ahora me dices que no has hecho nada, cuando te encuentro precisamente en el lugar de los hechos.
El ratoncito muy asustado le respondió “ Don Alfonso se lo juro que yo no he sido, es cierto que usted me encontró aquí, pero lo que pasa es que yo vengo a dormir aquí a su negocio” ,bueno entonces de que vives ,donde comes, mira todos los daños que me has hecho, “por eso don Alfonso yo duermo aquí en su negocio pero me alimento donde don Aurelio”,don Aurelio Posada era otro comerciante que tenia su tienda al lado de la de don Alfonso.

LOS PRIMEROS RADIOTELÉFONOS EN ITUANGO

Cuando en Ituango a principio de los años 80 pusieron los primeros radioteléfono, fue toda una novedad y en casi todas las fincas y negocios respetables del pueblo, instalaron su radio-teléfono el cual funcionaba con una central en Ituango y allí se pedía la comunicación con la persona con la que se quería hablar.
Horacio Zapata puso uno en su finca en Pascuita y don Luis Betancourt también coloco otro en su farmacia Moderna ubicada en la plaza principal de Ituango.Horacio que ya conocía esos aparatos, le dijo a su amigo Luis que por allí no se podía hablar mucho pues lo que uno decía lo escuchaban todos los que tenían el sistema, lo mejor era hablar en clave cuando era algo delicado, por esos días en Ituango hubo varios muertos y don Luis llamo a Horacio a Pascuita y siguiendo las indicaciones de su amigo le dio la noticia de la siguiente manera “Horacio anoche pum pum 4”

EL JUEGO DE LA MONEDA EN ITUANGO.
En los años 60 en Ituango una de las diversiones era reunirse en las cantina y cafés a jugar dinero para eso se inventaba todo tipo de juegos, uno de ellos consistía en que cada jugador ponía una moneda sobre la mesa y a la primera moneda que se le asentaba una mosca ese era el ganador, reunidos en el café de Raúl Correa en el chispero apostaban don Nicolás lopes,el propio Raúl y Julio Giraldo conocido jugador y quien tenia fama de ser muy tramposo en el juego, resulta que la mosca solo se asentaba en al moneda de Julio, así jugaron toda la tarde y Julio siempre ganaba hasta que se dieron cuenta que era que sin que se dieran cuenta por dentro de su ruana metía la moneda y por entre sus pantaloncillos untaba la moneda de materia fecal ,lo cual lo llevaba a que siempre ganara

No hay comentarios: