miércoles, 27 de febrero de 2013

HERMOSA CANCION

casa de la finca llano lindo en el antiguo camino de la granja a santarita


EN MEMORIA A JESÚS MARÍA VALLE JARAMILLO: DEFENSOR DE LA VIDA Y LOS DERECHOS HUMANOS


El 27 de febrero de 1998, siendo las dos y quince de la tarde, dos hombres y una mujer, entraron al Edificio Colon ubicado en la calle 49 con carrera 51 del centro de la capital antioqueña. Portando pistolas con silenciador, accionaron sus armas contra el defensor de derechos humanos Jesús María Valle Jaramillo, propinándole disparos mortales en la cabeza que de inmediato acabaron con su existencia y su labor de defensor de derechos humanos.
Catorce años de impunidad, las confesiones de paramilitares ocultan sin lugar a dudas a los titiriteros de cuello blanco que ordenaron acabar con la vida del honorable defensor.
Los verdugos querían silenciar las contundentes denuncias que realizaba Jesús María Valle, las cuales en muchas oportunidades develaba “lo más doloroso es que hemos encontrado una convivencia, una complicidad y una ayuda entre comandantes de la policía y del ejercito y esos grupos armados que cometen una serie de asesinatos en el perímetro urbano”.
Jesús María Valle, acompaño a las víctimas, en aquellos momentos difíciles cuando preguntaban por los desaparecidos, cuando defendía a las y los detenidos por razones políticas, a los campesinos desplazados forzosamente de sus tierras, a las víctimas de las masacres perpetradas por los paramilitares, a los estudiantes en sus luchas, a los indígenas, afro descendientes y las y los dirigentes sociales y populares.
El defensor incansable de las ideas y las palabras, era un convencido que sin justicia social no podrá existir una verdadera Paz.
De qué sirve hoy contar con la Ley de Victimas, si las confesiones de los criminales son una burla para las víctimas, las verdades son a medias y no revelan a los verdaderos titiriteros de cuello blanco, los castigos son irrisorios con parados los daños causados a sus víctimas y la justicia desdeña un perdón y olvido con los crímenes de lesa humanidad.

lunes, 25 de febrero de 2013

Quién era JESUS MARIA VALLE JARAMILLO?

Quién era JESUS MARIA VALLE JARAMILLO?De extracción campesina y con notoria sangre indígena, Jesús María Valle Jaramillo, nacido en una vereda del Municipio de Ituango, fue acatado líder estudiantil en la Universidad de Antioquia en la década de los años sesenta, hecho para muchos inexplicable porque entonces, él se confesaba de filiación conservadora y en el movimiento estudiantil imperaba, en distintos matices, la ideología de izquierda. Pero, alguna vez, él expresó “Es que yo soy conservador en las ideas, pero comunista en los hechos”.
Ya graduado de Abogado, fue electo Diputado a la Asamblea de Antioquia por el Partido Conservador, pero a pocos meses de ejercer su diputación, en actitud única o al menos excepcional en el país, renunció a ella y a su partido, denunciando públicamente la corrupción y el clientelismo imperantes. Con el transcurso de los años, llegó a convertirse en Maestro Ejemplar en las cuatro Facultades de Derecho más importantes de esta ciudad; Dirigente Comunitario (Promotor y Presidente de la Liga de Usuarios de las Empresas Públicas de Medellín); Dirigente Gremial (Presidente del Colegio Antioqueño de Abogados “Colegas” y del Colegio de Abogados Penalistas de Antioquia); apóstol de los Derechos Humanos y prestigioso Abogado Penalista, que hizo de su ejercicio profesional expresión comprometida y consecuente de un proyecto de vida, de una opción por los humildes, por los injustamente detenidos, por los torturados, por los desaparecidos, por los perseguidos, por los desplazados, que él llamaba “desterrados” y, en fin, por las víctimas de la injusticia social.
Fue miembro del Comité permanente por la Defensa de los Derechos Humanos de Antioquia, desde su creación en 1978; después del asesinato de varios de sus integrantes y Presidentes, especialmente en el año 1967, permaneció en aquél mientras otros se alejaron; y, en este año, después del asesinato de su Presidente, Abogado Luis Fernando Vélez Vélez, asumió la Presidencia y vocería de dicho Comité, hasta el día de su muerte.
Por qué lo mataron?Lo mataron, en un atemorizado operativo militar, por ser quien era; por su vital compromiso con la Defensa de los Derechos humanos y la justicia y por su opción por los humildes. “El era consciente de lo que hacía y conocía el riesgo y, si optó por él, fue a sabiendas de que gestos como el suyo que en Colombia acaban generalmente con la muerte, son , quizá la única dramática y paradójica forma de luchar por la vida, cuando el Estado no sólo no garantiza los Derechos Humanos sino que, con frecuencia, los vulnera” (Rev. Jueces para la Democracia, nº 31, Madrid, 1998, pág . 99).
Más inmediatamente es posible relacionar su muerte con las denuncias que, por diversos medios y después de haber recurrido infructuosamente ante las autoridades competentes, hizo a finales de 1996 sobre la complicidad del ejército en las violentas acciones paramilitares contra los Campesinos de Ituango, las cuales reiteró durante 1997.

En julio de ese año, ante el incremento de los asesinatos y el desplazamiento de campesinos en Ituango por paramilitares y con el silencio y la omisión cómplice de los militares, Jesús María reiteró públicamente sus denuncias, ante tal actitud, el día 16 de este mes, por varios medios de comunicación, el entonces Gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez y el comandante de la Cuarta Brigada, General Carlos Alberto Ospina Ovalle, denunciaron al doctor Valle Jaramillo como “Enemigo de las Fuerzas Armadas”.
Días después, un militar adscrito a dicha Brigada, denunció penalmente a Jesús María Valle por el delito de calumnia al estamento militar y, precisamente, el día anterior a su asesinato, el jueves 26 de febrero de 1998, él había rendido versión libre ante el Fiscal que adelantaba la investigación preliminar por dicho supuesto delito.
Cuál fue la actitud del señor Rector de la Universidad de Antioquia, doctor Jaime Restrepo Cuartas, ante el asesinato de Jesús María Valle Jaramillo?El señor Rector, mostró su alineamiento político y su estatura moral, pues desconociendo las múltiples calidades humanas, académicas, profesionales y gremiales del doctor Jesús María Valle Jaramillo, e invocando, como razones, el temor a que se turbara el orden público interno y “…la neutralidad que es propia de la Universidad”, se negó a acoger los despojos mortales de tan importante dirigente ciudadano en algún recinto de la Universidad, para que allí recibiera el homenaje póstumo de la comunidad que lo lloraba, desatendiendo la petición reiterada que hiciera un vocero del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos “Héctor Abad Gómez” y Profesores dela Facultad de Derecho. Además, inexplicablemente, ni el señor Rector ni ninguno de los miembros del equipo rectoral ni del Consejo Superior de la Universidad se hicieron presentes, al menos, en la velación de tan importante dirigente.

JESUS MARIA VALLE JARAMILLO...........INOLVIDABLE

Abogado, Humanista, defensor de Derechos Humanos
El Abogado Penalista Jesús María Valle Jaramillo, nació el 28 de febrero de 1.943 en la vereda La Granja, municipio de Ituango, departamento de Antioquia, y fue asesinado en su oficina de abogado el 27 de febrero de 1.998 por un comando paramilitar, en un frío, profesional y atemorizador operativo.
Jesús María Valle Jaramillo, fue un hombre bueno, sencillo, solidario, un amigo incondicional, un líder polifacético y de una capacidad de trabajo y de entrega sin límites, pero sobre todo un consecuente y valiente Defensor de los Derechos Humanos en Medellín, Antioquia y Colombia.
En la década de los años 60’ Jesús María Valle Jaramillo cursó sus estudios de pre-grado en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia, en la cual fue acatado dirigente estudiantil. Ya graduado de abogado, se dedicó al ejercicio del derecho penal y a la actividad política en el Partido Conservador, en representación del cual fue elegido Diputado a la Asamblea Departamental de Antioquia, pero a los pocos meses de ejercer la diputación, en actitud única o al menos excepcional en el país, renunció a ella y al conservatismo, denunciando públicamente la corrupción y el clientelismo imperantes en esa Corporación y en su partido.
Con el transcurso de los años llegó a convertirse en maestro ejemplar de Ética Profesional, de Derecho Procesal y Probatorio Penal y de Oratoria Forense en las cuatro Facultades de Derecho más importantes de Medellín. También se convirtió en dirigente comunitario, promotor y primer presidente de la Liga de Usuarios de las Empresas Públicas de Medellín; en dirigente gremial, miembro del Consejo Directivo y Presidente del Colegio Antioqueño de Abogados -“Colegas”- y fundador y Presidente del Colegio de Abogados Penalistas de Antioquia, y como tal organizador en 1.983 de la “Marcha por la Defensa del Derecho a la Vida” y en 1.985 del “Encuentro de Profesionales de Antioquia: Hacia la paz por la justicia social”.
Un prestigioso abogado penalista, que puso al alcance de los condenados pobres el elitista Recurso de Casación ante la Corte Suprema de Justicia y que hizo del ejercicio de su profesión una expresión comprometida y consecuente con su proyecto de vida, con su opción por los humildes y los desprotegidos, por los injustamente privados de la libertad, por los perseguidos por motivos gremiales o políticos, por los campesinos desplazados de sus veredas y despojados de sus tierras, fincas y parcelas, a quienes él llamaba “los desterrados”, y, en fin, por las víctimas de la injusticia socio- económica, la exclusión y la discriminación imperante en Colombia. Y por todo ello también se convirtió en valiente apóstol, defensor y mártir de los Derechos Humanos.
Entre 1994 y 1998 en múltiples oportunidades infructuosamente Jesús María Valle había formulado denuncias públicas sobre acciones contra-guerrilleras conjuntas de tropas adscritas a la IV Brigada y grupos paramilitares en Ituango, y sobre las Cooperativas de Vigilancia y Seguridad Rural (Convivir) que se habían convertido en violentos y bien armados grupos paramilitares al servicio de la antisubversión y el narcotráfico.
Jesús María Valle presentó esas denuncia también ante los entonces comandantes de la IV Brigada del Ejército con sede en Medellín, Generales Alfonso Manosalva y Carlos Alberto Ospina Ovalle -quien hasta mediados del año pasado fue el Comandante General de las Fuerzas Armadas de Colombia- y ante el entonces Gobernador del Departamento de Antioquia y después Presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez.
En el discurso sobre “La situación de los derechos humanos en nuestro departamento”, que pronunció el 25 de agosto de 1.997 en el Paraninfo de la Universidad de Antioquia, en el acto público de “Renovación del Compromiso con la defensa de los Derechos Humanos”, realizado con ocasión del 10º aniversario del asesinato de los médicos Héctor Abad Gómez y Leonardo Betancur Taborda, cuando eran, en su orden, Presidente y Vicepresidente del Comité Permanente de Derechos Humanos Seccional Antioquia, Jesús María manifestó:
“…Esas fuerzas se fueron ubicando en los perímetros urbanos y generaban un estado de terror y de zozobra, y los campesinos caían asesinados; mientras que en las veredas y los corregimientos mataban a los dueños de las tiendas comunitarias. Eso ocurrió en el Norte, en el Oriente, en el Occidente... Aquellos maestros que protestaron por esos asesinatos y masacres, fueron perseguidos, desaparecidos y asesinados.... Y los médicos que iban a las veredas y a los corregimientos a atender a los enfermos con mucho esfuerzo, también fueron perseguidos, amenazados, asesinados y desaparecidos (...). Aparecían fuerzas oscuras que reemplazaban al alcalde... los comandantes. Los militares, los paramilitares y las Convivir se confunden en los uniformes, en las sedes y en los vehículos que utilizan. Eran paramilitares, Convivir, autodefensas...
"...y se fue tornando ambiguo el concepto de autoridad pública: unos eran amigos o enemigos de las Convivir, amigos o enemigos de los paramilitares, amigos o enemigos de la guerrilla... Hoy puedo decir que el meridiano de la violencia para por Antioquia. Estamos exportando, a través de una concepción equivocada del orden público, violencia para departamentos pacíficos como los de la Costa y el Chocó. Estamos exportando violencia a través de las Convivir parta todo el país... Esa es la situación hoy. La han visto mis ojos, lo he presenciado con gentes de mi pueblo, de mis veredas, de mis corregimientos. Esas personas que yo vi nacer, personas con quienes escuché silbidos de miseria en las montañas, han sido asesinadas. Y yo he ido a todas partes invocando el Derecho de Petición para la población campesina y no he recibido una respuesta positiva... Esa es la situación dramática que presenta hoy Antioquia y es el informe que puedo rendir con honestidad en este recinto, sin odios contra nadie, pero con una infinita tristeza de cómo se van perdiendo las vidas y golpeando a las personas (...).” - Discurso pronunciado el 25 de agosto de 1987, en el Paraninfo de la Universidad de Antioquia. Acto para la Firma del Acta de Renovación de Compromiso-.
En el municipio de Ituango, uno de los más extensos de Colombia y en límites de Antioquia con el departamento de Córdoba, otro de los santuarios del paramilitarismo, está ubicado el selvático Nudo de Paramillo, donde a principios de los años 90’, se estableció el Cuartel general de lo que llegaría a ser las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), lideradas entonces por uno de sus fundadores, Fidel Castaño Gil. Durante el año 1997 en ese municipio, paramilitares bajo las órdenes de Carlos Castaño y Salvatore Mancuso, ejecutaron más de 150 asesinatos y sendas masacres en la vereda La Granja, donde había nacido Jesús María Valle, y en el corregimiento El Aro, provocando el desplazamiento de la mayoría de sus pobladores.
Esas bárbaras acciones, fueron denunciadas públicamente por Jesús María Valle en su calidad de vocero del Comité Permanente de Derechos Humanos “Héctor Abad Gómez (hoy el Grupo Interdisciplinario por los Derechos Humanos GIDH), poniendo de presente no solo la tolerancia, sino también la complicidad con ellas, de miembros de las Fuerzas Armadas de Colombia que operaban en la región, pertenecientes a la IV Brigada del Ejército con sede en Medellín, denuncias que finalmente le costaron la vida.
A Jesús María lo asesinaron los paramilitares y el Estado de Colombia, por ser quien era. Por su vital compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y la Justicia, por su solidaridad con los desplazados y por su opción por los humildes. Pero los asesinos que ordenaron y ejecutaron su sacrificio, hombres intolerantes y violentos condenados al olvido, aunque causaron un gran vacío entre los luchadores por la defensa de los derechos humanos y de las víctimas que acompañaba, sólo lograron su desaparición física, porque su espíritu, sus ideales y su ejemplo de lucha y de compromiso permanecen en la memoria de esos luchadores y de esas víctimas, en la memoria de pueblo antioqueño y colombiano.
Las múltiples actividades que él realizó, como defensor de los Derechos Humanos sin ninguna exclusión ni discriminación, tenían un objetivo y un propósito únicos: La dignificación de la persona humana, de los hombres, de las mujeres y de los niños, en especial de los más humildes. El parecía llenar todos los espacios y los tiempos: Así fue de vital, intensa, fructífera y consecuente su existencia.
Jesús María, como compañeros y depositarios de tu legado por la defensa de los Derechos Humanos -como tantos otros defensores- clamamos verdad y justicia por el crimen cometido y reiteramos a tu voz: “Aquí estamos y estaremos siempre, en el clamor de la lucha o en la quietud de la muerte”.


LA PANORAMICA MAS ANTIGUA QUE SE CONOCE DE ITUANGO..........FOTO TOMADA EN LOS AÑOS 1950 DEL ALTO DE LOS GILES


A MI QUERIDO ITUANGO

A MI QUERIDO ITUANGO.
Desde muy lejos vuelvo hasta tus lares,Pueblo querido cuna de mi infanciaCon el alma repleta de pesaresY el corazón enfermo de distancia.

Siento al verte nostalgia por los añosQue a tu amparo viví cuando era niño,Con un recuerdo puro sin engañosSurge la luz de mi primer cariño

Fue aquí en tus calles donde abriose mi alma.Como un jardín florido en ilusiones,Y fue en tus noches de serena calmaDonde el eco vibro de mis canciones.

Al contemplarte llega hasta mi menteDe recuerdo la muda caravanaDe rostros ya segados por la muerteO que emigraron a región lejana.

Cuantos amigos que conmigo hollaronDe tus calles la tierra tan querida,Igual que yo, un día se marcharonA cumplir con el sino de la vida.

Muchos no volverán, pero entre tanto,Con sentimiento fiel y muy genuino,Con orgullo dirán tu nombre en altoQue Antioqueño nací ¡Soy Ituanguino!

ABRIL 27-1968ANIBAL UPEGUI RESTRE

EL ANGEL DEL SILENCIO EN EL CAMPOSANTO DE ITUANGO..............................AL FONDO HERMOSA PANORAMICA


domingo, 24 de febrero de 2013

HERMOSA PINTURA DE EDGAR ZAPATA PARA EL ABOGADO Y ARTISTA ALVARO LONDOÑO GUTIERREZ


La historia de Colanta inició en 1964, con Coolechera, en Donmatías


Si no hubiera sido por la leche, Marina Ruiz no se hubiera casado. O, al menos, no se hubiera casado con Iván Arango. Itagüiceña como su familia, un batallón de 11 hermanos, más papá, mamá y abuela, cuando era una adolescente a finales del decenio del 70, renegaba porque le tocaba madrugar por la leche.
Levantarse antes de las cinco, “cuando la cama estaba apenas poniéndose buena”; enfundarse en una pantaloneta y una camiseta; tomar la canastilla de alambre con las seis botellas de litro que iban tintineando en el recorrido de dos manzanas, y tomar turno en una fila de más de media cuadra, era para ella un castigo sin causa.
“El camión de Colanta llegaba a las seis —dice—. Pero la fila se empezaba a formar con más de una hora de anticipación. Y fue allí, en esa fila,
que conocí a Iván. Ya no renegué más. Mi mamá, que todas se las pillaba, un día me dijo: ‘cuál es el encanto que tenés, que no volviste a poner problema por la madrugada’”. Con él, ya tiene hijos grandes y hasta un nieto.
Escasez“Claro que recuerdo las botellas de litro —quien habla es Silvio Ramírez, un hombre de más de sesenta años, residente en Belén—. Eran bonitas. Tenían una vaca y dos pinitos grabados en altorrelieve y a uno le gustaba la sensación en los dedos, al pasarlos por encima a esa ilustración”.
Cuenta Silvio, que cuando era un niño, “diga usted 1958, 1960, la leche era escasa. No era como hoy, que a la hora que usted vaya a una tienda, a un supermercado, a una salsamentaria, encuentra las bolsas que quiera. No. Mi hermano y yo nos turnábamos cada noche para llevar los litros a la tienda para que nos la reservaran para el otro día. Y, si mal no recuerdo, no vendían más de dos o tres litros por familia”.
63 lecherosEl primer litro de leche Colanta se vendió el 25 de julio de 1976. En estricto sentido, el origen de esta empresa se remonta a 1964, cuando se unieron 63 campesinos de Donmatías. Formaron Coolechera.
Los pequeños productores del Norte del departamento vivían una situación caótica. Producían poco porque, para ordeñarles el oro a esas tierras, los mineros habían lavado los suelos mil veces. La escasa producción lechera estaba monopolizada por una empresa privada, a la que nada le interesaba el bienestar de los productores. El país era importador.
Coolechera, cuyo centro de acopio era un pequeño almacén de insumos agropecuarios situado en Cúcuta con Juanambú, sufrió tres quiebras en nueve años. El Gobierno ordenó su liquidación. En 1973, llegó Jenaro Pérez Gutiérrez, veterinario y zootecnista con estudios en Gran Bretaña. Fortaleció la cooperativa. Le cambió el nombre por Colanta porque el anterior ya existía: era una cooperativa lechera de Barranquilla.
“Haga todo lo que deba, aunque deba todo lo que haga”, era el lema de la nueva entidad, la cual contaba con apoyo del Instituto Zooprofiláctico Colombiano, para garantizar desde su inicio la higiene de los productos. Daniel Roldán, vinculado a la empresa hace 37 años, cuenta que, recién llegado, su trabajo consistía en desatar las cantinas de leche, las cuales llegaban en camiones a la planta del barrio Caribe —la misma de hoy—. Eran cantinas procedentes del Llano de Ovejas, San Pedro y Oriente, solamente.
Andando los tiempos, Colanta se convirtió en la marca de leche más grande del país, con casi 12.000 asociados: el 80 por ciento productores de leche y el 20 por ciento trabajadores. La empresa incusionó en el mercado de derivados lácteos, avena, cárnicos, refrescos y hasta vino. Y ya no solamente es de Antioquia, sino que tiene asociados en 14 departamentos.
La CristalinaManuel Salvador Valencia es uno de los casi 12 mil dueños de Colanta. En su finca, La Cristalina, de Belmira, pastan unas 80 vacas que producen, según su hijo León, administrador, mil litros cada día.
“Colanta nos paga más o menos a 800 pesos por cada litro”, dice León. El precio varía según la calidad de grasas y proteínas, y puede llegar a más de 1.200 pesos. A las tres de la madrugada, los ordeñadores ya están pegados de las vacas.
“Ahora nos estamos tecnificando. La mayor parte del ordeño se hace con mangueras que se conectan directamente a la ubre de la vaca y llega a tanques de almacenamiento”. Son tanques que mantienen refrigerado el líquido, con los cuales cuentan en esta finca desde hace quince años. 
Antes, los vaqueros debían llenar no menos de 75 cantinas de 40 litros cada una y disponerlas a borde de carretera para ser transportadas en un camión hasta el centro de acopio.
“Hoy en día, en la casa de mi mamá tienen dos de esas botellas de litro como decoración en el comedor —comenta sonriente Marina—. Cada que voy y los veo se me viene a la mente el tiempo en que madrugaba a hacer fila para comprar la leche”.

En definitiva

Si bien el primer litro de leche Colanta se vendió en 1976, su origen se remonta a 1964, cuando 63 campesinos de Donmatías se unieron para formar Coolechera. Hoy tiene 12 mil socios.

LA MICROHISTORIA

ANÉCDOTAS DEL PRIMER AÑO

“Cuando Colanta adquirió la primera pasteurizadora — cuenta Jenaro Pérez, el gerente—, esperábamos que llegaran 28.000 litros de leche. Y dijimos que si quedaban algunos sin vender, no los devolverían. Llegaron 6.000 y solamente vendimos 1.000. Pensé en ese momento: ‘esta empresa se quebró’”. El litro de leche, en aquellos días de 1976 valía, según Francisco Uribe, socio y empleado desde hace más de 40 años, un peso con veinte centavos. El primero en resistirse a dar el cambio de botella a bolsa fue Jenaro Pérez. Decía que “no vendería leche en condón”. Pero terminó por acostumbrase, como todos.

SANTA RITA


fuente de agua en el parque de ituango


jueves, 21 de febrero de 2013

PUENTE SOBRE EL RIO SAN ANDRES CERCA AL VALLE Y QUE SERVIRA PARA COGER LA VIA SUSTITUTIVA UNA VEZ ESTE CONSTRUIDA LA HIDROLECTRICA ITUANGO


ORDENANZA No. 28 (26 de abril de 1916) Por la cual se aclara una línea dudosa, limítrofe de los municipios de Ituango y Peque.


Artículo 1.- Los límites entre los municipios de Ituango y Peque quedarán así: Dela desembocadura del riachuelo "Singo" en el río Cauca, aquél arriba,hasta donde le cae el riachuelo "Pená, este arriba, hasta laconfluencia del arroyo "La Chiquita", de aquí, siguiendo el filoprincipal de "La Ascensión", hasta el alto del mismo nombre; luego unpoco hacia el suroeste, a buscar el nacimiento del arroyo "LaAscensión, éste aguas abajo, hasta su reunión con el "Portachuelo;éste abajo, hasta su desembocadura en el río Ituango, éste aguasabajo, hasta el filo que divide las fincas de Juan A. Piedrahita yMarco A. Gutiérrez, por este filo arriba, hasta empalmar con el de "LaEsperanza", éste abajo, hasta las confluencias de las quebradasSanta Isabel y El Oso, de aquí, siguiendo el filo principal que divideéstas, a La Serranía de "Ayapel". Lo demás como está en laOrdenanza número 13 de 1915.Transcrito De Archivo Departamental De Antioquia.Por la cual se aclara una línea dudosa, limítrofe de los municipios de Ituango yPeque.Artículo 1.- Los límites entre los municipios de Ituango y Peque quedarán así: Dela desembocadura del riachuelo "Singo" en el río Cauca, aquél arriba,hasta donde le cae el riachuelo "Pená, este arriba, hasta laconfluencia del arroyo "La Chiquita", de aquí, siguiendo el filoprincipal de "La Ascensión", hasta el alto del mismo nombre; luego unpoco hacia el suroeste, a buscar el nacimiento del arroyo "LaAscensión, éste aguas abajo, hasta su reunión con el "Portachuelo;éste abajo, hasta su desembocadura en el río Ituango, éste aguasabajo, hasta el filo que divide las fincas de Juan A. Piedrahita yMarco A. Gutiérrez, por este filo arriba, hasta empalmar con el de "LaEsperanza", éste abajo, hasta las confluencias de las quebradasSanta Isabel y El Oso, de aquí, siguiendo el filo principal que divideéstas, a La Serranía de "Ayapel". Lo demás como está en laOrdenanza número 13 de 1915.Transcrito De Archivo Departamental De Antioquia.

Aprobada la disolución y liquidación de EPM Ituango


Aprobada la disolución y liquidación de EPM Ituango


Paquetes escolares EPM


EPM adelantará directamente la construcción del proyecto hidroeléctrico
La Asamblea General de Accionistas de EPM Ituango, celebrada esta mañana en Medellín, aprobó por mayoría la disolución y consiguiente liquidación de la Sociedad EPM Ituango S.A. E.S.P. La decisión obedece a que ya no es necesaria la existencia de dicha entidad  como vehículo para adelantar la construcción del proyecto hidroeléctrico,  ya que éste será acometido de manera directa por EPM.

Como se recordará, en la pasada Asamblea General extraordinaria de Accionistas de EPM Ituango, efectuada el 11 de enero, se definió que será EPM quien ejecute directamente, y no a través de EPM Ituango, el contrato “BOOMT” (sigla en inglés de “construir, operar, mantener, explotar comercialmente y devolver” a los 50 años la central) y los demás contratos que tiene suscritos para su ejecución, así como los derechos y obligaciones inherentes al mismo.

En estas circunstancias, explicó Juan Esteban Calle Restrepo, Gerente General de EPM, “se justifica la disolución de la sociedad, en tanto que ya no se requiere su existencia para adelantar la construcción del proyecto, pues lo hará directamente EPM, lo cual fue en su momento una de las opciones consideradas por los accionistas de Hidroituango en octubre de 2010 al decidir la escisión de esa sociedad para hacer posible el desarrollo de las obras”.

En la asamblea, que registró una  representación de más del 99% del capital social, los administradores presentaron su informe de gestión 2012 y  los estados financieros de EPM Ituango. Estas decisiones fueron aprobadas por la mayoría accionaria representada en la asamblea, con el voto negativo de los accionistas 

Es un hecho!, desaparece EPM Ituango


PUBLICADO: 2013-02-20T18:11:00

¡Es un hecho!, desaparece EPM Ituango

Hidroituango. EPM construirá la central de Hidroituango.
Foto: Archivo Semana
EPM construirá la central de Hidroituango.

Su matriz, es decir, EPM, adelantará directamente la construcción del proyecto hidroeléctrico.

La Asamblea General de Accionistas de EPM Ituango aprobó por mayoría la disolución y consiguiente liquidación de la Sociedad EPM Ituango S.A. E.S.P. 

La decisión obedece a que ya no es necesaria la existencia de dicha entidad como vehículo para adelantar la construcción del proyecto hidroeléctrico, ya que éste será acometido de manera directa por EPM.

Como se recordará, en la pasada Asamblea General extraordinaria de Accionistas de EPM Ituango, efectuada el 11 de enero, se definió que será EPM quien ejecute directamente, y no a través de EPM Ituango, el contrato “BOOMT” (sigla en inglés de “construir, operar, mantener, explotar comercialmente y devolver” a los 50 años la central).

La empresa también desarrollará los demás contratos que tiene suscritos para su ejecución, así como los derechos y obligaciones inherentes al mismo.

Juan Esteban Calle Restrepo, gerente general de EPM, explicó que se justifica la disolución de la sociedad, en tanto que ya no se requiere su existencia para adelantar la construcción del proyecto.

EN CABALGATA POR LAS CALLES DE ITUANGO


miércoles, 20 de febrero de 2013

EN EL CARRO ESCALERA


Ojo con lo que subes a Google Drive… y en general a la ‘nube’


El lanzamiento de Google Drive, el ‘disco duro virtual’ del gigante de Internet, vuelve a poner de manifiesto los posibles riesgos legales de almacenar archivos en Internet, en la llamada ‘nube’. ¿Qué pasa con los derechos sobre nuestro material?Esta pregunta se la han hecho en el sitio web especializado The Verge. En todos los servicios de almacenamiento en red, como Google Drive, Dropbox o Skydrive, de Microsoft, el usuario mantiene los derechos sobre su material salvo en algunas ocasiones, que cede derechos de uso, modificación, reproducción y distribución del material sobre todo para ‘garantizar’ el funcionamiento del servicio.Esta cesión de derechos se produce con la aceptación de las condiciones de uso de los servicios, algo que sucede con el mero hecho de darse de alta en los mismos. En España, la Ley de Propiedad Intelectual establece que para ceder derechos de autor ‘inter vivos’ es necesario el consentimiento escrito (artículos 43 y siguientes).“El problema”, comenta Carlos Sánchez Almeida, abogado especializado en tecnología y autor del blog Jaque perpetuo, “es que la aceptación se realiza mediante un simple clic, pocos se leen las condiciones de servicio y esto puede generar indefensión al autor”.Condiciones de GoogleAsí, el recién estrenado Google Drive se acoge a las condiciones generales de Google, bastante generosas a la hora de delimitar la licencia que el usuario concede al gigante de la Red sobre su propio material (vídeos, fotos, textos…).Las condiciones del servicio de Google dicen, literalmente: “Algunos de nuestros servicios te permiten enviar contenido. Si lo haces, seguirás siendo el titular de los derechos de propiedad intelectual que tengas sobre ese contenido. En pocas palabras, lo que te pertenece, tuyo es“. Queda claro que uno retiene la propiedad intelectual de lo que suba.Sin embargo, al subir contenido a sus servidores “concedes a Google (y a sus colaboradores) una licencia mundial para usar, alojar, almacenar, reproducir, modificar, crear obras derivadas (…), comunicar, publicar, ejecutar o mostrar públicamente y distribuir dicho contenido“. “Google”, puntualiza, “usará los derechos que le confiere esta licencia únicamente con el fin de proporcionar, promocionar y mejorar los Servicios y de desarrollar servicios nuevos”.En este caso, puntualiza Almeida, lo que plantea el gigante de Internet es “casi un contrato de edición encubierto en forma de términos de uso”, por lo que “con arreglo a la legislación de consumo en España se deberia de tomar estas cláusulas como no puestas”.Mientras, la compañía insiste en que “no reclamama la propiedad o control sobre el contenido que el usuario almacena en Google Drive”, según una nota, en la que vuelve a defender sus condiciones de uso. “Aconsejamos leer en su totalidad nuestros términos de uso”, insiste. “En ellos se especifica que los usuarios que deciden compartir sus archivos con otros, previamente nos han dado el permiso para mostrar esos archivos a otros y gracias a ese permiso nosotros podemos dar la ayuda técnica (alojamiento, almacenamiento, traducción, etc.) y el formato adecuado, en función de las distintas pantallas donde se vayan a mostrar esos archivos”, puntualiza.Otros servicios en la ‘nube’Dropbox es quizá más específico a la hora de subrayar que uno tiene todos los derechos sobre lo que sube a sus servidores. “Usted conservará la plena propiedad de sus pertenencias, no nos atribuimos la propiedad de ninguna de ellas”, afirma en sus condiciones de uso. “Las presentes Condiciones no nos otorgan ningún derecho sobre sus pertenencias ni ninguna propiedad intelectual, con excepción de los derechos limitados que son necesarios para administrar los servicios”.Este servicio estima que “es posible que necesite autorización para realizar las actividades que el usuario solicite con sus pertenencias, por ejemplo, alojar sus archivos o bien compartirlos a su criterio“, tales como vistas previas de documentos o copias de seguridad. Y este permiso se extiende “a terceros de confianza” a los que subcontratan espacio de almacenamiento, como Amazon. Estas excepciones se mencionan específicamente.Por su parte, Skydrive de Microsoft también respeta los derechos de autor del material que los particulares suben a la ‘nube’, con similares excepciones. “Microsoft no reclama la propiedad del contenido que usted proporcione en el servicio, excepto de aquél cuya licencia le haya concedido. El contenido seguirá siendo de su propiedad”, se puede leer en las condiciones de servicio de Microsoft.Asimismo, añade que el usuario “entiende que Microsoft puede necesitar usar, modificar, adaptar, reproducir, distribuir y mostrar contenido publicado en el servicio exclusivamente hasta el límite necesario para prestar el servicio, y por la presente concede a Microsoft estos derechos”.Box tiene unas condiciones de uso similares. “Al registrarse para utilizar los servicios”, se puede leer en el texto, “usted entiende y reconoce que Box y sus contratas mantienen una licencia irrevocable, libre de ‘royalties’, aplicable globalmente, para utilizar, copiar y mostrar públicamente el contenido con el único propósito de proporcionar a los servicios para los que tiene registrado”, aunque el usuario “sigue manteniendo todos los derechos de propiedad sobre cualquier contenido que proporcione”.Otros servicios de almacenamiento remoto de datos, como Rapidshare o Minus ni siquiera recogen en sus condiciones de uso apartado alguno sobre los derechos de propiedad de los contenidos, lo que se entiende como que el propietario los conserva todos y no está obligado a ceder ninguno por defecto.En cualquier caso, Almeida cree que el consejo más efectivo para evitar futuros problemas de propiedad es larealización de ‘backups’ o copias de seguridad fuera de la Red.Enlace articulo original: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/04/25/navegante/1335354932.html

MI CABO FAMOSO Y RECORDADO COTERO ITUANGUINO


domingo, 17 de febrero de 2013

HISTORIA DEL BARRIO 4 ESQUINAS DE ITUANGO


EL BARRIO CUATRO ESQUINAS . 
CENTRO DEL COMERCIO DE ITUANGO EN OTROS TIEMPOS.

El Barrio Cuatro Esquinas, fue el centro de comercio de Ituango,hasta los años setenta, ya que era el sitio por donde llegaban las gentes de Santa Rita,Pascuita,La Granja, Quebrada del Medio, Santa Lucia,El Cedral....era Cuatro Esquinas el lugar por donde salía y entraba la carga desde esos y a estos importantes lugares de la geografía Ituanguina. Cuatro Esquinas tuvo su época de esplendor y de movimiento comercial hasta finales de los años sesenta y principio de los setenta cuándo se empezó a construir la carretera hacia el río Ituango y que con el tiempo llegaría a La Granja, Santa Rita, Pascuita y la región de Quebrada del Medio.
Era el Barrio Cuatro Esquinas, un hervidero de gentes, arrieros que llegaban con sus mulas cargadas de frijol,panela,café, manadas de cerdos, ganado vacuno y las bestias de regreso con sus cargas de víveres para surtir la tiendas de los corregimientos y veredas de Ituango.
En Cuatro Esquinas había de todo, decía don Gilberto Ruiz Escobar: (Padre de los Ruiz Guzmán) “los de Cuatro Esquinas a los único que tenemos que subir al centro es a la Iglesia, pues aquí tenemos de todo” y era cierto Cuatro Esquinas tenia vida propia, tanto en el día como en la noche.
Cuatro Esquinas llego a tener cuatro hoteles, todos con su respectivo restaurante:El Hotel de doña Felicia Calle,el hotel de doña Leonor Piedrahita,el hotel de doña Teresita Ramírez y el de Rosalvina Olarte, qué quedaba bajando hacia el Cementerio,( carrera Quindío),o lo que antes se conoció como el botadero, su nombre se debía a que este era el lugar hasta donde el sacerdote bajaba y acompañaba al difunto, dé hay para abajo era “botado”
En Cuatro Esquinas estaba la fabrica de gaseosas Nevada, administrada por Efraín Espinal, quién se desempeño después como alcalde y personero de Sonson (Antioquia):Recordamos que Gaseosas Nevada, tenia su slogan “A mi me da Nevada o no me da nada”.

Don Arnulfo Calle y don Antonio Arango, tenían sus fraguas, qué trabajaban día y noche, haciendo herraduras y herramientas de trabajo
Para tanta gente que allí llegaba en busca de estos instrumentos de hierro.
En Cuatro Esquinas había varias tiendas tan surtidas como las de arríba,la tienda de don Suso Posada,La de Gilberto Ruiz, la de Jorge Cardona y la de don Clemente Concha, Arturo Aguilar tenia un café en la esquina, don Evelio Uribe tenia un café con billares, dónde bajaban los ricos de Ituango a beber, además este negocio tenia un piano seerburg que todo el día sonaba con las canciones de moda (El tren lento ,Laura y el tango Lejos de Ti),Jairo Calle, tenia otra cantina muy visitada, don Cesar Porras Barbaran,el ilustre jefe liberal de Ituango,tenia un cafesito,famoso por el tinto tan agradable que allí se vendía.
En Cuatro Esquinas, también había gallera, qué funcionaba los sábados, domingos y lunes, está gallera era administrada por Nazareno Uribe (caranguita),recordado por su frase “No tenga cuidado que no le voy a robar”.
Como había tanto movimiento de bestias caballares y mulares, Cuatro Esquinas tenia varias pesebreras: la de Julio Posada,la de Aurelio Posada;la de Suso Marin,la de Joaquín Castaño (Quedaba bajando para la Alsacia) y don Serafín Chancy,que tenia su pesebrera en el Cementerio , en Pío Décimo estaba la pesebrera de don Antonio José Ciro.Tampoco podían faltar las zapaterías: la de don Manuel Posada y la de Jesús Adán Rojas, la zapatería de Manuel Posada fue famosa por un aviso que tenia a la entrada con la siguiente leyenda “Se hacen zapatos extranjeros”
Recordemos esas familias que vivían en aquella época (Años sesenta y principio de los setenta), en el Barrio Cuatro Esquinas: (partiendo de el alto de don Canuto o botadero hacia arriba) La familia de don José Guzmán, don Miguel Arango, don Joaquín Castaño, doña Raquel Morales, don José Jaramillo (en su casa vendían leche por contrata y unos deliciosos quesitos) don Vitelio García, don Franco Giraldo, don Serafín Chancy,la familia Calle Rengifo ( Maria,Oliva,Isabel,Carlos,Arnulfo) doña Nena Torres y su esposo Arturo Aguilar,,don Obdulio Areiza,don Marco Tulio Espinal y su familia, los Ruiz Guzmán, don Aurelio Posada y su familia (El Dr. Bernardo) , don Isidoro Roldan (Gran arriero Ituanguino),doña Liliam Ortiz, Los Porras Areiza, los Marín Cardona, don Pompilio Roldán, los Posada Usuga (Don Jesús y doña Celsa Julia), doña Domitila Correa,don Pablo Emilio Londoño, don Efraín Cierra, don José Antonio Ciro...entre otros
En Cuatro Esquinas, fue muy querido y apreciado, don Amos Posso,que a pesar de ser sepulturero y vivir en el Cementerio, era muy querido y conocido en el barrio, podemos decir que don Amos enterró a mas de uno en Ituango,don Amos era célebre por que le gustaba jugar dominó toda la noche con Ricardo Betancourt en el billar de don Millo a 5 centavos.Don Amos para reírse de su profesión solía decir el siguiente verso: yo fui policía en Jerigua-alcalde en Gurupero y en Ituango,ascendi a sepulturero.
En el barrio Cuatro Esquinas, habían unas casas grandes que servían de bodega para recibir el frisol,el maiz,el café y la panela, una vez arrumados, éstos en bultos eran llevados a los negocios de la plaza por coteros como:El Cabo (y su infaltable cachucha),Pablo Graciano (famoso por su fuerza y baquia), y Poldo Arias (al que le gustaba tomar malta con huevo)
En Cuatro Esquinas y sus negocios no podían faltar las parrandas a punta de guitarra, tiple y vilolin,músicos como Domingo Fonnegra (Tiplero de Santa Lucia),Julio “Wisky” (Violinista),Roberto Jaramillo (Era sastre) y su hermano Felipe, Honorio Martínez, Carlos Ruiz, hacían las delicias y ponían a bailar a todo el mundo.
Debemos destacar la sastrería de Roberto Jaramillo (Bajando a Cuatro Esquinas),este era el punto de encuentro de los jóvenes gomosos de la guitarra y en general de la musica,en las paredes de la sastrería no podían faltar colgadas la guitarra,el tiple, y era allí donde muchos Ituanguinos que después se destacaron en la música, donde recibieron las primeras clases del sastre Roberto Jaramillo
En Cuatro Esquinas un domingo o lunes de feria no podía faltar la pelea a machete, por aquellos hombres, llamados guapos y expertos en las 33 paradas del machete, eran populares las peleas que armaban :Rodrigo Barbaran,Maelo Salas,Juano y Carlos Usuga,el mono Usuga,los Castrillon de la Linda,Los Álvarez de Pascuita......muchas de esta peleas se realizaban en el Filo (Cole-Gurre) en las cantinas de Luis Palacio y de Margarita Valle, pero venían a terminar a las cantinas de Cuatro Esquinas.
Otro Negocio que fue muy conocido y querido en el barrio, fue la panadería de doña Mariela Álvarez, ,las gentes de los otros barrios de Ituango,bajaban a la panadería de doña Mariela (La Panadera) a comprar la parva para el algo, la merienda o el desayuno (Los encargados de hacer la parva eran José Tamayo-Arimatea- y Ramiro Gil ).
También el Barrio Cuatro Esquinas en esa época era la sede de el hospital de Ituango ( San Juan de Dios),que funcionó por muchos años en el local que hoy ocupa la escuela Emiliana Pérez y fue regentado durante varios años primero por las hermanas Carmelitas y después por las hermanas del Santísimo.Este local y muchas de las primeras casas del barrio fueron construidas en tapia por don Carlos Morales (Constructor de Ituango)
Fue el Barrio Cuatro Esquinas de Ituango,centro de comerció, guardando las proporciones era como un especie de barrio Guayaquil en El Medellín de otros tiempos,el barrio sigue hay, con sus casas de tapia y centenarias, sus antiguos habitantes muchos se fueron, otros siguen hay ,como el barrio con su historia y sus recuerdos
 AMIGO SI UD TIENE ALGO QUE AGREGAR O CONTARN0S AL GO REFERENTE A ESTA HISTORIA LE AGRADECEMOS QUE NOS LA HAGA LLEGAR AL SIGUIENTE CORREO ELECTRONICO: ituango1@gmail.com

Espaldarazo a Plan Integral de Ituango TOMADO DEL PERIÓDICO EL MUNDO


Pat on the back for Ituango’s Comprehensive PlanEspaldarazo a Plan Integral de Ituango
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa 
17 de Febrero de 2013


El gobernador de Antioquia y el alcalde de Medellín dieron su apoyo al proyecto y destacaron las bondades de las obras que se realizarán en los doce municipios de influencia por US$100 millones.
    

El proyecto hidroeléctrico Ituango tiene un costo estimado de 5.508 millones de dólares y está localizado entre el Norte y el Occidente de Antioquia, en jurisdicción de doce municipios. Su inicio de operaciones se tiene previsto a partir de 2018.


Hasta los municipios de Ituango y Olaya se desplazaron este viernes y sábado  funcionarios de la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín y EPM entre otros, para dar a conocer el Plan Integral Hidroeléctrica Ituango, con el que se destinarán cien millones de dólares para obras en los doce municipios de influencia del proyecto.

Dichos recursos fueron anunciados en la asamblea extraoridinaria de la Sociedad Hidroeléctrica que se realizó a finales de enero, luego de que se aprobara por mayoría que EPM y no EPM Ituango fuera el que directamente ejecutara el proyecto.

Así, estas inversiones adicionales, que no hacen parte de las obligaciones de la compañía por la realización del proyecto, se podrán hacer gracias a los beneficios tributarios que tendrá Hidroituango a través del contrato de estabilidad jurídica que tiene EPM.

En ese sentido, el gerente de Hidroituango, John Alberto Maya, explicó que la inversión se realizará entre este año y el 2014 de una forma totalmente articulada con los planes de desarrollo de la Gobernación y las alcaldías, de acuerdo con las necesidades de las poblaciones, lo cual permitirá responder a las verdaderas prioridades de las poblaciones en materia de infraestructura, educación, salud, entre otros aspectos.

“Para esto se hizo una matriz en la cual esos proyectos, más los que tiene que hacer por obligación en la licencia ambiental Hidroituango, se organizaron y tras una concertación entre todos los entes, se definieron los de mayor prioridad en cada municipio para ejecutar en el corto plazo”, explicó Mauricio Pérez, director del Instituto para el Desarrollo de Antioquia, Idea. 

Pérez también aseguró que la mejor garantía de que se van a invertir los dineros como debe ser, es que se ejecutarán a través de la Gobernación y EPM, que “decidieron voluntariamente adicionar estos recursos para tener un mayor impacto social en la zona”.

Frente a esto, el gobernador Sergio Fajardo expresó que hay que hacer mucha pedagogía porque este es un cambio muy grande, “hay que explicarle a las comunidades qué es el desarrollo y la gente eventualmente entiende, pero precisamente para eso se necesitan líderes y hay unos que saben explicar, que saben construir y otros a los que no les interesa que haya una transformación porque de esa manera mantienen sometidas a las comunidades”. 

De esta forma, Fajardo aseguró que el mayor reto es explicar lo que viene y atender a quienes reclamen, “porque hay reclamos legítimos, pero yo no tengo la menor duda de que lo que estamos generando aquí son unas oportunidades extraordinarias y únicas en un lugar donde el Estado ha sido ausente”.

Las dificultades para atender


Para Carlos Mario Méndez, subgerente de sostenibilidad de Ituango, el proyecto tiene mucha gente a favor y mucha gente en contra que se centra en “algunas demoras en reclamos, en las que muchas veces la gente tiene razón”. No obstante, él asegura que “la promesa de la empresa es que toda reclamación que llegue y todo problema que genere el proyecto, se mitigará adecuadamente y tenemos que demostrarlo con historia de gestión, entonces el llamado es a que la gente sepa que le vamos a cumplir”.

Los tres principales tipos de reclamo que se dan según Méndez son por las afectaciones que por la rectificación y el mantenimiento de las vías se originan en algunas casas y predios, a lo cual manifiesta que “casa que se afecte o se agriete, cuando termine la obra será atendida porque en algunos puntos todavía la pavimentación no va, entonces para qué arreglarlas antes de terminar si podrían dañarse”.

 Un segundo factor de reclamación tiene que ver con las políticas de empleo y las peticiones de la gente de la región porque se den puestos de trabajo. Ante esto, se espera que el contratista de las obras principales que se adjudicaron en el último trimestre de 2012 “genere un gran pico de empleo cuando inicie sus obras en marzo”, expresa el funcionario.

Entre tanto, el tema más delicado tiene que ver con las reclamaciones de ciertas personas que piden la realización de un nuevo censo de los mineros que van a ser beneficiados. 

Ese es el caso de Genaro Graciano, representante de la Asociación de Pequeños Productores Agrícolas de Ituango, quien manifestó que cuando se realizó dicho censo “no se tuvo en cuenta la situación real de la zona”, por lo que además pidió ayudas para apoyar a los productores agrícolas del lugar.

Finalmente, en cuanto a que hay por lo menos unos 3.000 mineros que quedaron fuera del censo, el gerente de EPM, Juan Esteban Calle, explicó que “eso no es cierto, pues los censos están claramente validados. Lo que  no podemos dejar es que las personas se quieran aprovechar de una situación que es benéfica para las mayorías, simplemente tratando de perseguir unos beneficios que no les corresponden”. 


Obras civiles

Tras haber adjudicado en agosto el contrato de las principales obras civiles del proyecto hidroeléctrico Ituango, y haberse firmado protocolaria entre las empresas constructoras que pertenecen al consorcio CCC Ituango y EPM, la entidad anunció que este consorcio se encargará de construir “la columna vertebral” que es un dique de 225 metros de altura (algo así como un edificio de 75 pisos), el vertedero, los túneles de conducción y de descarga, y la casa de máquinas subterránea, que contendrá las ocho unidades (turbinas) de generación de energía.


Otra opinión



Respecto a las dificultades que se han presentado con el censo minero, Carlos Mario Méndez aseguró que  se encuentran haciendo los trámites necesarios para que la Contraloría y la Procuraduría sirvan de validadores del censo, teniendo en cuenta que los apoyos que se darán a estos mineros provienen de dineros públicos.

“Queremos vincular un tercero para que garantice que si la petición está en la legalidad se incluya, pero si está en ilegalidad, también que sea la ley que lo castigue. La idea es que si de eso sale algún dolo, sea trasladado a las instancias que sea”.

 En ese sentido, la empresa promotora del proyecto ha hecho varios estudios durante mucho tiempo, que han arrojado un registro de 1.404 mineros afectados. No obstante, Méndez asegura que “nos han llegado 560 reclamaciones que nosotros investigamos una a una, vemos los soportes que la gente nos trae, le hacemos visita y no podemos incluirlos porque nos han resultado  muchos vivos. Es muy complicado cuando uno maneja recursos públicos, dejar adentro a gente que no es, o dejar por fuera gente que sí es y vamos a ser muy celosos con eso, de ahí lo que nos estamos graneando de participar de esas instancias de control”.

Pescadero