Videos #HidroItuango

Videos #HidroItuango

Mi primer encuentro con Ituango

Los gallos empiezan a las 3 y 30 en punto. Uno muy cercano lanza su hondo y nítido saludo a los primeros asomos del amanecer y segundos después escucho que otro le contesta, más lejos. Pasan unos instantes y se escucha el suave “kikirikí” de un tercero, allá en la lejanía, como un eco suave en los primeros despuntes de la aurora. Un silencio largo y delicioso retorna a la urbe pequeña donde sus 8 mil habitantes dormitan. Una hora más tarde al canto acompasado de los gallos se unen algunos pájaros y los primeros y puntuales ladridos de los perros que marcan el clarear del día nuevo.
Es mi segunda noche en este pueblo precioso del Norte de Antioquia adonde vine con la intención de dar los primeros pasos para crear otra comunidad de autores de HiperBarrio. Fueron 7 horas de viaje en bus por los empinados riscos de las montañas antioqueñas. Primero hay que subir muy alto, pasar de largo por Santa Rosa de Osos y los Llanos de Cuivá; para poder caer (casi literalmente) por una estrecha y accidentada vía, que milagrosamente deposita al fatigado bus en San José Andrés de Cuerquia; un poblado a las orillas del impresionante cañón de la quebrada que serpentea paralela a la vía y recoge a su paso desbocados afluentes.
Aún restan dos horas más de viaje, varios puentes y el paso por el imponente Río Cauca, antes de que el viajero pueda encontrar la sorpresivo paisaje de la cuesta de la que cuelga el poblado y los dos templos parroquiales de la cabecera municipal de Ituango.
El panorama es espectacular, el templo domina de manera esplendorosa un parque central rodeado de árboles y circundado de casas y edificios que alojan la alcaldía y las otras oficinas de gobierno del municipio.
Uno respira hondo y complacido el aire limpio de una naturaleza que brinda calma. Los habitantes transcurren por la calle peatonal, sabiéndose acompañados de las autoridades y de un visible contingente militar que debe hacer presencia continua para protegerles de cualquier intento de ataque por parte de la guerrilla (que al parecer aún circula por bosques, selvas y montañas aledañas).
Nadie desea el retorno a épocas de la violencia pasada y a los enfrentamientos y el fuego cruzado entre bandas paramilitares y de narcotráfico, que asolaron durante varios años la región.
La Universidad Católica del Norte nos ha propuesto potenciar el interés de un grupo del Colegio Diocesano Juan Pablo II, en su mayoría de muchachas, que desean apropiarse de las nuevas tecnologías para auto-publicar por medio de blogs, sus inquietudes. La idea es que puedan hacerlo a través de fotos, textos y videos, tanto de manera individual como en el blog colectivo “La belleza oculta de Ituango” que pronto verá la luz pública.

Publicar un comentario

0 Comentarios